Fotografía: Presidencia de la República

El proyecto de ley que permitió llegar al acuerdo busca crear un plan de desarrollo especial que beneficie a buenaventura en salud, agua y educación. 

Luego de más de 40 horas de diálogo durante el fin de semana y hasta la madrugada de este martes, el Gobierno nacional, representado por los ministros de Interior, Guillermo Rivera, y de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, y los líderes sociales de Buenaventura lograron llegar a un acuerdo que permitió que este municipio portuario volviera a la normalidad después de 21 días de paro cívico.

El acuerdo más importante logrado entre las dos partes es la elaboración de un proyecto de ley para la creación de un plan de desarrollo especial a 10 años que beneficie al distrito de Buenaventura con la ejecución de proyectos, programas e iniciativas financiadas a través de un patrimonio autónomo. El mecanismo de ejecución de este fondo será creado en la misma ley.

En el proyecto de ley se establecerán los proyectos y programas, así como las fuentes de financiación de los mismos ‘que permitan alcanzar la satisfacción plena de los derechos económicos, sociales y culturales de los habitantes del Distrito de Buenaventura’.

También establece mecanismos especiales de evaluación, control social y seguimiento periódico del avance de los proyectos y programas.

Las metas a alcanzar con este proyecto son: Salud, servicios de agua y Educación. 

Tanto el crédito como los ingresos del impuesto de renta se destinarán a la construcción de una ciudadela hospitalaria, a la construcción de la primera fase del plan maestro de alcantarillado urbano, a acueductos rurales, a la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Luis Ablanque de la Plata, el Parque Industrial Pesquero Acuícola (Fase I) y muelle de cabotaje.

El proyecto será construido por tres voceros del comité del paro cívico, un vocero de las autoridades étnico-territoriales indígenas, un vocero de las autoridades étnico-territoriales afro-descendientes, la Gobernadora del Valle del Cauca y el Alcalde del Distrito de Buenaventura.


Redacción: Verónica Palacio