Ilustración: Paz Estéreo

En la llamada telefónica que sostuvieron los mandatarios, reconocieron sus claras y fuertes posiciones frente al “pago” de la construcción del muro entre ambos países 

Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Donald Trump, buscan reducir la tensión en la relación bilateral tras reconocer las diferencias de sus posiciones sobre el pago del muro fronterizo y acordaron buscar una solución.

Las divergencias entre ambos países crecieron el jueves cuando Trump le dio un ultimátum a Peña Nieto para que pague el muro fronterizo con el que quiere detener la migración ilegal, pero el presidente mexicano respondió cancelando una visita a Washington programada para el 31 de enero.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, hablaron el viernes por teléfono durante cerca de una hora, informó un funcionario de la Casa Blanca.

Trump y Peña Nieto “reconocieron” en su llamada telefónica este viernes que ambos deben resolver sus diferencias sobre “el pago” del muro, que Trump ha insistido que debe costear México, reportó en un comunicado la presidencia mexicana.

Durante una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, Trump aseguró que la llamada que mantuvo esta mañana con su homólogo mexicano fue “muy buena” y reiteró que su intención es buscar “una relación justa” con el país vecino.


Redacción: Verónica Palacio