Cortesía: Presidencia de la república.

El Papa Francisco entregó este jueves una escultura del Vía Crucis, al presidente de la república Juan Manuel Santos.

Una escultura triple de plata que representa escenas del Vía Crucis, o camino hacia la cruz, fue el regalo del Papa Francisco al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. El presente fue entregado este jueves en la Casa de Nariño por el Pontífice, que llegó ayer para una visita de cuatro días a Colombia.

El Jefe del Estado colombiano y el Obispo de Roma se reunieron en el Despacho Protocolario de la Casa de Nariño, adonde el llegó el Papa a las 9:00 am.

Ejecutado en 1983 por el escultor Antonello Conti, esa pieza artística representa tres fases concluyentes en la vida terrenal de Jesucristo y se elaboró en aleación de plata utilizando el método de la cera perdida.

La pieza reúne tres esculturas y las primera de ellas representa el Camino de la Cruz, seguido por la Crucifixión, y en el centro la Ascensión, en presencia de los apóstoles, quienes en medio de incredulidad casi intentan retener a su maestro.

De acuerdo con la Oficina de Prensa de la Santa Sede, “es interesante observar que el artista ha logrado revelar el hecho realista del relato evangélico del doloroso viaje de Cristo hasta su ascensión al cielo, combinando en un diálogo profundo todos los estilos tradicionales de la iconografía”.

El Jefe del Estado colombiano le obsequió al Papa varios objetos típicos de Colombia, entre ellos un rosario de plata hecho con la técnica de la filigrana en Ciénaga de Oro (Córdoba), un ángel de barro de Ráquira (Boyacá) y una mochila arhuaca de color blanco.


Redacción: Verónica Palacio