El presidente de la República, Juan Manuel Santos, afirmó este martes que uno de los aportes al posconflicto será la construcción de viviendas adicionales destinadas a las víctimas del conflicto, para lo cual se pusieron la meta de lograr la construcción de 450 mil casas para esta población.

 “La meta para este cuatrienio es haber iniciado la construcción de 450 mil viviendas adicionales al primer millón, y eso será un aporte al posconflicto, pues muchas de ellas serán para esas víctimas, esos desplazados, que están viendo por fin reconocidos sus derechos”, dijo el presidente Santos.

El presidente dio estas declaraciones tras resaltar los beneficios que brinda el programa del Fondo Nacional del Ahorro, que comenzó a operar la semana pasada, y que busca que los colombianos que ganan hasta 4 salarios mínimos mensuales tengan facilidades para adquirir su vivienda.

 “La última novedad es el programa “Arriendo Social” del Fondo Nacional del Ahorro –para tener casa propia–, que empezó a operar la semana pasada y está dirigido a afiliados del Fondo con ingresos de entre uno y cuatro salarios mínimos”, aseguró el Presidente.

“A través de este programa, la cuota inicial para una vivienda de interés social o de interés prioritario se reduce al 10 por ciento –y el 90 por ciento restante lo financia el Fondo hasta a 30 años y con la tasa de interés más baja del mercado–”, explicó el Mandatario y agregó que “una familia con un ingreso de un salario mínimo podría acceder una vivienda de hasta 42 millones con un pago inicial de 4 millones doscientos mil”, explicó.

 

En cuanto al Programa “Arriendo Social”

El Mandatario resaltó los beneficios que brinda el programa del Fondo Nacional del Ahorro, FNA, que empezó recientemente y que pretende que los colombianos que ganan hasta 4 salarios mínimos tengan más facilidades para adquirir su vivienda.

“La última novedad es el programa “Arriendo Social” del Fondo Nacional del Ahorro –para tener casa propia–, que empezó a operar la semana pasada y está dirigido a afiliados del Fondo con ingresos de entre uno y cuatro salarios mínimos”, afirmó el Presidente Santos.

“A través de este programa, la cuota inicial para una vivienda de interés social o de interés prioritario se reduce al 10 por ciento –y el 90 por ciento restante lo financia el Fondo hasta a 30 años y con la tasa de interés más baja del mercado–”, explicó el Mandatario y agregó que “una familia con un ingreso de un salario mínimo podría acceder una vivienda de hasta 42 millones con un pago inicial de 4 millones doscientos mil”, explicó.

“La meta para este cuatrienio es haber iniciado la construcción de 450 mil viviendas adicionales al primer millón, y eso será un aporte al posconflicto, pues muchas de ellas serán para esas víctimas, esos desplazados, que están viendo por fin reconocidos sus derechos”, concluyó el Presidente Santos.

Redacción Internet

 

COMPARTIR