Fotografía: IBAL

El lavado de los tanques se debe hacer por salud, calidad y precaución en los hogares. 

La Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado IBAL  recomienda a los usuarios lavar sus tanques de almacenamiento interno. De esta manera, se cumplirá con el objetivo de conservar la calidad y las propiedades físico – químicas y microbiológicas del agua tratada por la empresa.

Así lo explica, José Alberto Girón Rojas, gerente del IBAL. “El lavado de tanques del IBAL y los domiciliarios se debe hacer por tres razones: salud, calidad y precaución. Recordemos que  estas estructuras son puntos bajos de velocidad, que pueden generar el almacenamiento de sólidos y bacterias. Por eso es importante desinfectarlos, ya que de esta manera se garantiza que la calidad de agua no se altere y que no tengamos problemas de salud al consumirla”.

Recomendaciones:

 Tan pronto el IBAL ejecute el lavado de tanques y restablezca el servicio, se recomienda a los usuarios que abran las llaves y dejen circular el agua por unos 5 minutos. Esto ayudará a que se drenen algunas partículas sólidas del lavado. Se aconseja recoger esta agua para usar en actividades  domésticas (regar las plantas, lavar, limpiar, entre otros) y no para el consumo humano.

También es importante mencionar que en los próximos días se presentará una descompensación por el lavado de tanques de la empresa; esto quiere decir que en algunos puntos de la ciudad se presentará intermitencia o baja presión en el servicio. Sin embargo,  IBAL  estará atento a cualquier  requerimiento por parte de los usuarios.

De otro lado, el ingeniero Girón Rojas recordó que el agua del IBAL es de excelente calidad y se puede tomar de la llave. “Cuando una persona hierve el agua, lo que hace es  que todo el trabajo que hizo la empresa para potabilizarla se pierda y que se evapore el cloro, que es el químico encargado de eliminar microorganismos y que evita que el agua se contamine fácil”.

 


Redacción: Paz Estéreo