El Papa Francisco recibió este jueves el saludo por su 79 cumpleaños de parte de 60 niños y jóvenes de la Acción Católica Italiana, quienes le regalaron una torta y le manifestaron con canciones el cariño de los jóvenes italianos. A ellos, que este año tienen por lema de formación “Viajando hacia Ti”, el Santo Padre les explicó qué significa hacer este viaje hacia Jesús.

Approfittiamo degli auguri fatti a #PapaFrancesco dai ragazzi dell’Azione Cattolica ricevuti questa mattina in Vaticano per augurare anche noi al Santo Padre Buon compleanno!

Video: Posted by Tv2000 on Jueves, 17 de diciembre de 2015

“Es verdad: todos estamos en viaje hacia el Señor, ¡pero muchos no piensan en ello! Mientras ustedes sí quieren vivir plenamente este ‘viaje’”, destacó Francisco.

“Viajar hacia el Señor –explicó– significa recorrer el camino del bien, no el del mal; el camino del perdón, no el de la venganza; el camino de la paz, no el de la guerra; el camino de la solidaridad, y no el del egoísmo”.

Francisco recordó que son muchos los niños y jóvenes que gracias a la Acción Católica conocen más de cerca a Jesús, a quienes también se los ayuda a vivir el Evangelio en la familia, en la escuela, en la parroquia y en el ámbito del deporte. El Papa destacó cuánta alegría produce sentirse implicados en la Iglesia sabiendo que Jesús no está lejos, sino en medio de ellos.

El Pontífice añadió que de esta forma participan mejor en el catecismo y en la Misa a la vez que, poco a poco, se van convirtiendo también ellos en misioneros, es decir, en personas capaces de llevar a Jesús a los demás.

Francisco también agradeció haber tenido este encuentro con los jóvenes, sobre todo porque se da a pocos días de la Navidad.

Asimismo, se refirió al proyecto de ayuda que los jóvenes de la Acción Católica Italiana realizan con los emigrantes en la Diócesis de Agrigento, a cuya comunidad el Papa dio las gracias por su esfuerzo ejemplar de acogida a tantas personas que llegan ”cargados de esperanza pero también de tantas heridas y necesidades en búsqueda de pan y de paz”.

 

El Santo Padre les aseguró a los jóvenes que “pueden dar una contribución especial a esta iniciativa, con su entusiasmo y su oración, que les aconsejo que acompañen con alguna renuncia, para compartir lo necesario con otros chicos que están privados de ello”.

 

En ese sentido, recordó que ayer en la Audiencia General en la Plaza de San Pedro estaba presente con sus padres migrantes, un niño de cinco meses nacido en un barco al largo de Sicilia. ”Hay tantos, tantos. Muchos niños consiguen llegar, otros no. Y todo lo que hagan por estas personas es bueno. Muchas gracias por hacerlo”, expresó.

Finalmente, se despidió de los jóvenes saludando a los miembros mayores de la Acción Católica que los acompañaban, a quienes les agradeció el empeño con el que se dedican a la educación cristiana.

“¡A todos les deseo de corazón una feliz y santa Navidad!”, dijo el Papa, que extendió sus felicitaciones a sus familias y a la Acción Católica de toda Italia.

 

“Que el Señor los bendiga y la Virgen los proteja. Por favor, no se olviden de rezar por mí”, concluyó el Pontífice.

 

Aciprensa

COMPARTIR