La ley 789 del año 2002, no cae muy bien para muchos trabajadores en Colombia, pues dentro de los cambios que sufrió esta ley en su momento, se estableció la eliminación del cobro de horas extras desde  las 6 de la tarde, trasladando esta remuneración a partir de las 10 de la noche, con la premisa de que esto generaría más empleo según el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez, sin embargo, la medida ha sido un total fracaso según los principales sindicatos del país.

Esta semana la comisión séptima de la cámara de representantes revivió el pago de las horas extras, festivos y también dominicales, la iniciativa que vuelve a ser tema en el campo laboral colombiano espera que se pueda volver a instaurar el recargo que tenían que pagar los empleadores, que de ser aprobado fijaría el horario de horas extras nuevamente desde las 6 pm, y obligando también a los empresarios a pagar el 100 % de la remuneración diaria para quienes trabajen los domingos y festivos.

Las reformas que fueron previstas en la ley 789 del 2002, tenían como objetivo crear más empleos por medio de la disminución de garantías laborales, Pero Según Julio Roberto Gómez presidente de la (CGT) Confederación General de Trabajadores, esta ley lo único que hizo fue afectar a los trabajadores como celadores, comerciantes y conductores a los que se les obligo a laborar hasta las 10 de la noche, si ningún tipo de compensación económica, ni siquiera para el trasporte, señalo Gómez.

La iniciativa propuesta por el congresista Oscar de Jesús Hurtado del Partido Liberal, ahora pasara a la plenaria de la corporación y estará a la espera de que siga hacia el senado para que pueda convertirse en ley.

 


Redacción: Cristian Camilo Cuellar