Fotografía de la revista semana

Entre los nuevos cardenales se encuentran Españoles y latinos 

El Papa Francisco, nombro a 14 nuevos cardenales en una ceremonia celebrada en la plaza de San Pedro. Entre ellos dos españoles, un peruano, un mexicano y un boliviano. Por otro lado ambién hay religiosos de: Japón, India, Irak, Italia, Polonia, Portugal, y Madagascar.

Durante la celebracion, el santo padre alertó sobre “intrigas palaciegas”, “celos”, “envidias” y “arreglos y acomodos” en el seno de la Iglesia. Además, pidió a los nuevos cardenales que a pesar de su nuevo cargo, nunca miren “a los demás por encima del hombro”. Es “lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse”.

El sume Pontifice enfatizo diciendo que “la máxima condecoración” y la “mayor promoción” que pueden obtener es “servir a Cristo en el pueblo fiel de Dios, en el hambriento, en el olvidado, en el encarcelado, en el enfermo, en el tóxico-dependiente, en el abandonado”.

Algunos de los nuevos cardenales son: el Boliviano Toribio Ticona, el Mexicano Sergio Obeso, el peruano Ricardo Barreto y los españoles Luis Francisco Ladaria y Aquilino Bocos.

El obispo emérito Toribio Ticona, tiene 81 años, es indígena aymara-quechua y durante su niñez y juventud trabajó de vendedor de diarios, lustrabotas, albañil y minero. También,  durante 14 años fue alcalde del pueblo minero de Chacarilla, en el departamento de La Paz, de donde también era párroco.

Sergio Obeso, es arzobispo emérito de Xalapa, tiene de 86 años, y fue ordenado sacerdote el 31 de octubre de 1954. Presidió la Conferencia del Episcopado Mexicano. Por razones de edad, el papa Benedicto aceptó su renuncia a la archidiócesis de Xalapa en 2007.

El jesuita Ricardo Barreto de 74 años es arzobispo metropolitano de Huancayo y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana.

Luis Francisco Ladaria, es  jesuita y tiene 74 años, es prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica.

El sacerdote Aquilino Bocos, con 80 años de edad, fue superior general de la Congregación Claretiana y miembro de la Congregación vaticana para Religiosos.

El Obispo de Roma, finalizo resaltando la necesidad de la Iglesia Católica de llegar a los “márgenes” del mundo.


Redacción: Annie Rincón