Alemania y otros países preocupados por derechos humanos en Venezuela

Foto: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue señalado en informe de la ONU como responsable de crímenes de lesa humanidad en su país. / Cristian Hernández

El Gobierno alemán exigió este viernes al Ejecutivo de Venezuela que respete los derechos humanos en su país, a raíz del informe presentado por una misión internacional de la ONU. Brasil, España y Colombia también reaccionaron al informe.

La portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Adebahr, aseguró en una rueda de prensa que Alemania condena además las violaciones que recoge el documento, según el cual el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y otras altas autoridades del país han incurrido en crímenes de lesa humanidad.

“Condenamos las violaciones de los derechos humanos en Venezuela y exigimos que se respeten los derechos humanos”, aseguró Abedahr. La portavoz indicó asimismo que Alemania se suma a la postura del grupo internacional de contacto (GIC), que este viernes consideró que actualmente no se dan las condiciones en Venezuela para que el 6 de diciembre, como ha propuesto el gobierno, se celebren elecciones transparentes, inclusivas, libres y justas.

El GIC indicó en un comunicado que no hay tiempo suficiente para eliminar todos los obstáculos que dificultarían unos comicios con estándares democráticos.»Esa es la opinión de la ONU, la opinión de la Unión Europea (UE) y también la nuestra», aseguró Abedahr.

Ver más: Las revelaciones del informe de la ONU sobre Venezuela

La misión internacional de la ONU concluyó en su informe que Maduro y sus ministros del Interior y Defensa, Néstor Reverol y Vladimir Padrino, fueron los responsables últimos de graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país.

El informe documenta una serie de delitos de lesa humanidad y asegura tener “bases razonables” para asegurar que “las autoridades del Estado -tanto a nivel presidencial como ministerial- ejercían poder y supervisión sobre las fuerzas de seguridad civiles y militares, y las agencias identificadas como autoras de las violaciones y crímenes documentados”.

Otras reacciones

El Gobierno brasileño afirmó, por su parte, que el informe sobre violaciones de derechos humanos en Venezuela debe movilizar a la comunidad internacional para poner fin a la “dictadura” de Nicolás Maduro.

Según un comunicado divulgado por el cancillería de Brasil, el informe “contribuye en mucho para responsabilizar al régimen dictatorial de Nicolás Maduro, que continúa sofocando a la democracia y oprimiendo al pueblo venezolano”.

La nota expresa la confianza del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro en que el informe “movilice a toda la comunidad internacional para trabajar por la extinción del régimen de Maduro y la liberación de Venezuela”. Asimismo, dice que “Brasil espera que los países que todavía prestan apoyo a la dictadura se retiren y pasen a trabajar por el bien del pueblo venezolano”, el “respeto a los derechos humanos, las libertades individuales” y “la autodeterminación de los pueblos”, que “no pertenece a las dictaduras”

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, calificó como “preocupante” el informe de la ONU y dijo que será analizado por el grupo internacional de contacto de la Unión Europea (UE) para “facilitar” el diálogo entre el régimen y la oposición venezolanos.

Ver más: Misión de la ONU vincula a Maduro con crímenes de lesa humanidad

El grupo, que lidera el alto representante de Exteriores y Seguridad de la UE, Josep Borrell, se alista para reunirse y conocer los “esfuerzos de facilitación” realizados y decidir los siguientes pasos que deberá dar la UE para apoyar la resolución de la quiebra en el orden democrático» en Venezuela.

En Colombia, el presidente Iván Duque, dijo que el informe de la ONU demuestra que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, es un “criminal de lesa humanidad”.

“Ya vimos como la propia Organización de las Naciones Unidas no solamente concluye que, en efecto, Nicolás Maduro es un criminal de lesa humanidad sino que existe una grave afectación a todo lo que es el sistema de derechos humanos”, declaró.


Tomado del portal del diario EL ESPECTADOR / Agencias internacionales