¡Arde Barcelona! Koeman se siente señalado y culpa a la directiva

Foto: AFP

El entrenador aseguró que no solo él es el culpable de la salida de Luis Suárez.

El entrenador del BarcelonaRonald Koeman, aseguró este sábado, en la víspera del debut liguero contra el Villarreal, que la salida de del delantero Luis Suárez fue consensuada con el club.

«No fue solo una decisión mía, sino también del club. Parece que yo he sido el malo de la película en el tema de Luis Suárez. Después de la llamada para anunciarle la decisión, he demostrado respeto por el jugador y por la persona que es y él ha entrenado al máximo desde el primer día. Además, le dije a Suárez y al club que, si se quedaba sería uno más de la plantilla», explicó el técnico holandés.

Le puede interesar: (¡Dibuje, James! El pincelazo para el primer gol de Everton).

Por otro lado, Koeman también se refirió a la reacción airada, con un mensaje en Instagram, del capitán del equipo, el argentino Leo Messi, tras la marcha de su amigo Suárez. «Es normal que un jugador esté triste cuando un amigo suyo se marcha del club después de haber compartido unos años juntos. Es parte del fútbol», comentó el técnico del Barça, quien dijo que para él «lo importante es cómo se ha comportado Messi en los entrenamientos y en los partidos».

«Ha sido un ejemplo, y en los entrenamientos está con muchas ganas. No tengo ninguna duda sobre él en este sentido», subrayó al respecto. Sobre el joven centrocampista Riqui Puig y su futuro en el club azulgrana, Koeman volvió a insistir en que «tiene mucha competencia en su posición», pero advirtió que «es mentira que no cuente con él». De hecho, el canterano «está en la lista de convocados para jugar contra el Villarreal».

También lea: (Nairo pasa la página y se dedica a lo suyo).

En este sentido, el técnico holandés explicó que «los jugadores jóvenes tienen que jugar partidos, sea en el primer equipo, en el filial o cedidos en otros conjuntos» y que «lo mismo sucede en el caso de Carles Aleñá«.

Por otro lado, no descartó que haya alguna incorporación más como la de Lautaro Martínez o la de Memphis Depay: «Nada está descartado, pero solo hablo de los jugadores que están. Un equipo como el Barcelona siempre está viendo otros jugadores para mejorar la plantilla, como en otras temporadas. De todas maneras, quedan dos semanas para que puedan llegar jugadores y para que haya alguna salida más».

Por último, consideró que el hecho de que el Villarreal ya ha jugado dos partidos de Liga y el Barcelona ninguno «puede tener importancia mañana», pero matizó que sus jugadores «han hecho un gran trabajo en las últimas cuatro semanas y hay potencial para salir fuertes, tanto mañana como en los dos otros partidos que habrá esta semana y que serán duros».

EFE


Tomado de portal del diairo EL TIEMPO / Agencia EFE