Fotografía de ACIPRENSA

Asunción  es un privilegio dado a la santa madre de Dios, dice El Papa Francisco 

En el rezo del Ángelus, el Papa Francisco habló sobre la solemnidad de la Asunción de María, y explicó la importancia de este día.

El santo Padre explicó “La asunción en cielo, en alma y en cuerpo es un privilegio divino dado a la Santa Madre de Dios por su particular unión con Jesús. Se trata de una unión corporal y espiritual, iniciada desde la Anunciación y madurada en toda la vida de María a través de su participación singular al misterio del Hijo”.

Además dijó: “la existencia de la Virgen se ha desarrollado como la de una mujer común de su tiempo: oraba, gestionaba la familia y la casa, frecuentaba la sinagoga… pero cada acción diaria la hacía siempre en unión total con Jesús”.

Respecto a el Calvario, expresó “esta unión ha alcanzado el pináculo del amor, en la compasión y en el sufrimiento del corazón”. “Por eso Dios le ha donado una participación llena en la resurrección de Jesús”.

Y resaltó “El cuerpo de la Madre ha sido preservado de la corrupción, como el del Hijo”. El Vicario de cristo, también  resalta este día, en donde la Iglesia “invita a contemplar este misterio que nos muestra que Dios quiere salvar al hombre por completo, alma y cuerpo”.

Es importante saber sobre “La asunción de María, criatura humana, nos da la confirmación de nuestro destino glorioso”. “La resurrección de la carne es un elemento propio de la revelación cristiana, una piedra angular de nuestra fe”.

“La realidad estupenda de la Asunción de María manifiesta y confirma la unidad de la persona humana y nos recuerda que estamos llamados a servir y glorificar a Dios con todo nuestro ser, alma y cuerpo”.

Porque  “servir a Dios solo con el cuerpo sería una acción de esclavos; servirlo solo con el alma estaría en contraste con nuestra naturaleza humana”.

Se debe enfocar “nuestro destino, en el día de la resurrección, será similar al de nuestra Madre celeste”.


Redacción: Paz Estéreo