Fotografía: Alcaldía de Ibagué.

Las instituciones educativas públicas y privadas de Ibagué no están autorizadas para exigir a los padres de familia la compra de útiles escolares de una marca determinada o que sean adquiridos en un proveedor específico. 

Para evitar que los colegios exijan la compra de dotación para el establecimiento educativo y no para los estudiantes, la Alcaldía de Ibagué tiene a disposición de los ciudadanos una oficina de inspección y vigilancia que investigará y sancionará a las instituciones que infrinjan la norma.

Todos los controles se realizarán con base en la circular 01 del 2018 expedida por el Ministerio de Educación, por medio de la cual se regulan las tarifas y listas de materiales que piden los establecimientos educativos.

Tatiana Aguilar, secretaria de Educación, expresó que los padres de familia que tengan dificultades con las listas de útiles escolares deben interponer una denuncia para iniciar el control respectivo.

“En algunos colegios pueden presentarse excesos en la lista de útiles, ya que se piden elementos no tradicionales o se exige la compra en ciertos puntos”.

Para interponer una queja, los ciudadanos pueden dirigirse a la sede de la Secretaría de Educación, ubicada en la calle 17 con carrera Segunda, en el antiguo edificio del Comité de Cafeteros.

“Hasta la fecha, no hemos recibido quejas frente a excesos en la compra de útiles escolares. Sin embargo, si se presentara un caso dispondremos personal de la oficina de inspección y vigilancia para hacer el seguimiento y evitar que se sigan presentando estas dificultades”, sostuvo Aguilar.

De acuerdo con la circular emitida por el Ministerio, los colegios públicos y privados tienen prohibido hacer las siguientes exigencias:

  • Adquirir prendas exclusivas o de marcas definidas para los uniformes escolares.
  • Adquirir útiles de marcas o proveedores definidos por el establecimiento educativo.
  • Adquirir los textos en un establecimiento específico.
  • Adquirir al inicio del año la totalidad de los útiles escolares que se incluyen en la lista. Estos se pueden conseguir en la medida en que sean requeridos en las actividades escolares.
  • Entregar al colegio los útiles o textos para que sean administrados por el establecimiento.
  • Cambiar los textos antes de transcurridos 3 años. Las renovaciones solo se podrán hacer por razones pedagógicas, de actualización de conocimientos e informaciones y modificaciones del currículo.

Vale mencionar que los colegios de Ibagué en los cuales se está implementando la Jornada Única Escolar no podrán exigir la compra de textos, toda vez que la Alcaldía entregará cartillas gratuitas de lenguaje y matemáticas para todos los estudiantes.


Redacción: Verónica Palacio