COMECE confía en el éxito del Pacto Mundial de Migración

Foto: Andina

El Presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE), Monseñor Jean-Claude Hollerich, expresa el apoyo de la Iglesia ante el Pacto Mundial de Migración que se adoptará el próximo 11 de diciembre.

“El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”, que se adoptará el próximo 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos, reconoce una “responsabilidad compartida y común de las autoridades y sociedades de los países de salida, de tránsito y de llegada para enmarcar y regular la migración en beneficio de todas las personas y comunidades humanas involucradas”. Así lo ha señalado en una declaración Mons. Jean-Claude Hollerich, Arzobispo de Luxemburgo y Presidente de COMECE, la Comisión de los episcopados de la Comunidad Europea, reiterando una vez más el apoyo de la Iglesia Católica al Acuerdo Global llevado a cabo por los Estados miembros de la ONU, el cual tiene como objetivo aumentar las vías para la migración regular, mejorar la protección de los migrantes y garantizarles servicios básicos.

El Pacto Mundial debe ofrecer seguridad y protección a los migrantes

El documento de dicho Pacto, resultado de una “negociación amplia”, tiene que brindar – declara el Presidente de COMECE – “seguridad y protección” a los migrantes y las sociedades de acogida, promoviendo “caminos de migración legal, evitando así el tráfico de seres humanos, viajes mortales, desintegración familiar y violencia”.

Migrantes: personas con rostro y nombre

Siguiendo las palabras del Papa Francisco – agrega el prelado – la Iglesia Católica en Europa reafirma la “responsabilidad común de acoger, proteger, promover e integrar”, a los migrantes y refugiados en las sociedades del continente. Son por encima de todo – continúa el Presidente de COMECE –  “personas que tienen rostros, nombres e historias individuales” y merecen ser tratados con respeto por su intrínseca dignidad humana y sus derechos fundamentales.

Políticas de la UE y de los Estados miembros

En este sentido, “los principios de la centralidad de la persona humana y de sus necesidades reales y del bien común deben presidir las políticas internas y externas de la UE y los Estados miembros” puntualiza Hollerich, “incluso en cuestiones de migración”.

Dado que el documento de las Naciones Unidas está “en fase final de adopción”, COMECE también alienta a las autoridades políticas nacionales, teniendo en cuenta las palabras del Papa Francisco, “a basar la responsabilidad de la gestión global compartida de la migración internacional en los valores de justicia, solidaridad y compasión”. Por último, el Presidente de COMECE exhorta a los Estados miembros de la Unión Europea a hacer del Pacto Mundial “un éxito para el bien común de una humanidad compartida”.


Redacción Paz Estéreo. Con información del portal Vatican News

COMPARTIR