Construir una fraternidad que no sea de laboratorio. Papa Francisco

El Papa durante la Audiencia General Foto Daniel Ibáñez ACI Prensa

El Obispo de Roma envió un mensaje a los participantes en el Foro Interreligioso G20 que se está celebrado en Buenos Aires hasta el próximo 28 de septiembre y cuyos debates se circunscriben en el contexto de la Cumbre del G20.

El Santo Padre invita  “construir una fraternidad”, pero que no sea de «laboratorio», refiriéndose a la edificación de “una casa común” que no deje “de lado a las personas que piensan distinto, o aquello que consideran importante y que pertenece a su más profunda identidad”.

Así mismo, reconoció “los desafíos que tiene que afrontar el mundo en estos momentos son muchos y muy complejos. Nos enfrentamos actualmente a situaciones difíciles que no solo afectan a tantos hermanos nuestros desamparados y olvidados, sino que amenazan el futuro de la humanidad entera. Y los hombres de fe no podemos quedar indiferentes ante estas amenazas”.

Hoy en día las religiones deben “de mostrar la fecundidad del diálogo constructivo para encontrar, entre todos, las mejores soluciones a los problemas que nos afectan a todos”.

Y cuando Él habla de “Un diálogo que no significa renunciar a la propia identidad”, señaló, “sino estar dispuestos a salir al encuentro del otro, a comprender sus razones, a ser capaces de tejer relaciones humanas respetuosas, con el convencimiento claro y firme de que escuchar al que piensa de modo diferente es ante todo una ocasión de enriquecimiento mutuo y de crecimiento en la fraternidad”.

La invitación del Papa Francisco es a que “Ofrezcamos por eso una manera nueva de mirar a los hombres y a la realidad, ya no con afán manipulador y dominante, sino con respeto de su propia naturaleza y de su vocación en la creación entera”.

Finalizó destacando el compromiso que se tiene en construir una casa común,“ante esta asamblea tan cualificada, mi llamamiento a proteger nuestra casa común mediante la preocupación por toda la familia humana. Una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre cómo estamos construyendo nuestra sociedad, en la búsqueda de un desarrollo sostenible y convencidos de que las cosas pueden cambiar”.


Redacción: Paz Estéreo