El Papa durante la Audiencia General Fotografía de Daniel Ibáñez- ACI Prensa

Papa Francisco El mundo necesita cristianos con un corazón de hijos y no de esclavos

Durante las catequesis, El Papa Francisco reflexiono sobre los Mandamientos y resaltó  que el mundo no necesita de legalismos, sino cristianos con el corazón de hijos.

En su nueva catequesis, la cabeza de la iglesia afirmó que “en la Biblia los mandamientos no viven para sí mismos, sino que son parte de una relación, la de la Alianza entre Dios y su pueblo”.y destacó “Todo el cristianismo es el paso de la carta de la Ley al Espíritu que da la vida”, recordando a “Jesús es la Palabra del Padre, no es la condena del Padre”, dijó en la Plaza de San Pedro.

“Se ve cuando un hombre y una mujer han vivido este paso o todavía no. La gente se da cuenta de si un cristiano razona como hijo o como esclavo. Y nosotros mismos recordamos si nuestros educadores han tomado cuidado de nosotros como padre y madres, o si solo han puesto reglas”.

Además explicó que “la tradición hebrea llamará siempre Decálogo a las Diez Palabras” y “el término ‘decálogo’ quiere decir esto (palabras de vida) y tienen forma de leyes, pero son objetivamente mandamientos”.

El Papa Francisco durante su discurso dijo el porqué se usa en la Escritura el término “diez palabras” y no “diez mandamientos”. “El mandamiento –explicó– es una comunicación que no requiere diálogo. Dios Padre crea por medio de su palabra, y el Hijo suyo es la Palabra hecha carne. El amor se nutre de palabras y así la educación o la colaboración. Dos personas que no se aman no logran comunicarse” pero “cuando alguien habla a nuestro corazón nuestra soledad se termina”.

Por otro lado, dijo “Una cosa es recibir una orden y otra es percibir cuando alguno busca hablar con nosotros”. Y resaltó: “un diálogo es mucho más que la comunicación de una verdad. Se realiza por el gusto de hablar y por el bien concreto que se comunica entre aquellos que se quieren por medio de palabras”.

El Patriarca Universal recordó que “desde el fin hasta el inicio el Tentador quiere engañar al hombre y a la mujer sobre esto: quiere convencerlos de que Dios les ha prohibido comer del fruto del árbol del bien y del mal para tenerlos sometidos”.

“El desafío es este:expreso, preguntandose ¿la primera norma que Dios ha dado al hombre es la imposición de un déspota que prohíbe  y obliga, o la premura de un padre que cuida a sus pequeños y les protege de la autodestrucción?”

“La más trágica, entre las mentiras diversas que la serpiente dice a Eva, es la sugestión de una divinidad envidiosa y posesiva” y “los hechos demuestran dramáticamente que la serpiente ha mentido”.

Agregó “El hombre se encuentra frente a esto: ¿Dios me impone las cosas o me cuida?, ¿sus mandamientos son solo una ley o contienen una palabra?, ¿Dios es ‘dueño’ o Padre?”.

“Este combate, dentro y fuera de nosotros, se presenta continuamente: miles de veces debemos elegir entre una mentalidad de esclavos y otra de hijos. El Espíritu Santo es un Espíritu de hijos, y el Espíritu de Jesús”.

Según las palabras del Vicario de cristo, es importante saber “un espíritu de esclavos no puede más que acoger la Ley de modo opresivo, y puede producir dos resultados opuestos: o una vida hecha de deberes y obligaciones, o una reacción violenta de rechazo”.

El sumo pontífice el día de hoy dejo como mensaje, ser más cristianos, teniendo una vida con el espíritu santo en el corazón y no siendo exclavos. “el mundo no necesita legalismos, sino cuidados. Necesita cristianos con el corazón de hijos”.


Redacción: Paz Estéreo