San Francisco de Asis

Hoy 04 de octubre  celebramos a San Francisco de Asís, ejemplo de pobreza, armonía y paz

San Francisco de Asís, solía decir “Conozco a Cristo pobre y crucificado, y eso me basta”, su fecha de celebración es  cada 04 de octubre y a quien el Papa, que lleva el nombre de Francisco por este Santo, lo definió como hombre de armonía y de paz.

San Francisco  nació en Asís (Italia) del 1182, su familia tenia bienes. Ellos tenían mucho dinero y lo gastaba con ostentación. En su momento sólo se interesaba por “gozar la vida”.

Cuando era joven se fue a la guerra y es tomado prisionero. Al ser ser liberado cae constantemente enfermo hasta que escucha una voz que le exhortó a “servir al amo y no al siervo”. Decide regresar a casa y con la oración fue entendiendo que Dios quería algo más de él.

Después, comenzó a visitar y servir a los enfermos y hasta regalar sus ropas o el dinero. De esta manera desarrollaba su espíritu de pobreza, humildad y compasión.

Un día, el se encontraba  orando en la Iglesia de San Damián, le pareció que el crucifijo le repitió tres veces: “Francisco, repara mi casa, pues ya ves que está en ruinas”. Él quizó renovar el templo, así que vendió los vestidos de la tienda de su padre, llevó el dinero al sacerdote del templo y le pidió vivir ahí.

Y El presbítero le aceptó que se quedara, pero no el dinero. Fue cuando el padre de San Francisco lo buscó, lo golpeó furiosamente y, al ver que su hijo no quería regresar a casa, le exigió el dinero. Francisco, ante el consejo del Obispo, le devolvió hasta la ropa que llevaba encima.

Tiempo después, pudo  reconstruir la Iglesia de San Damián y de San Pedro. Al pasar de los días, el se traslada una capillita llamada Porciúncula, que también reparo y donde decia quedarse a vivir.

 

Es importante recordar que Él siempre saludaba en la calle y expresaba : “La paz del Señor sea contigo”.


Redacción: Paz Estéreo