Dictadura venezolana es un eslabón más de cadena del terrorismo: Duque

Foto: Reuters

En su intervención ante la Asamblea de la ONU el presidente Duque hizo duros  pronunciamientos.

En el marco de la Asamblea 74 de la ONU, el presidente Iván Duque lanzó duros cuestionamientos en contra de la dictadura de Nicolás Maduro y anunció que entregará las pruebas que tiene sobre la connivencia de ese régimen con el narcotráfico y el terrorismo.

La dictadura venezolana es un eslabón más de la cadena del terrorismo transnacional. Sus estructuras corruptas son servidoras de los carteles de la droga; sus alfiles son secuaces de la mafia y alimentan la violencia en Colombia; refugian a asesinos y violadores de niños, y quienes ignoran estos oprobios son cómplices de la dictadura”, dijo Duque ante una asamblea en la que están presidentes y embajadores de prácticamente todos los países del mundo.

A renglón seguido agregó que su gobierno tiene pruebas fehacientes y contundentes que corroboran el apoyo de la dictadura a grupos criminales y narcoterroristas que operan en Venezuela para atentar contra Colombia.

Pero no se  quedó en el anuncio del asunto, sino que dijo que hará entrega al presidente de la Asamblea y al Secretario General de las evidencias que sustentan sus denuncias. Y en concreto se refirió a un dossier de 128 páginas.

Dentro de lo que mencionó dijo que entregará una la lista de al menos 20 ex jefes guerrilleros que hoy «residen a sus anchas» en varias ciudades de Venezuela.

Destacó que también van a revelar la ubicación de 1.438 hombres en armas pertenecientes a los bloques más peligrosos del Eln, y 207 ubicaciones controladas por esta organización criminal en territorio venezolano, así como la existencia de 20 pistas de aterrizaje al servicio del narcotráfico.

Venezuela se ha convertido en tierra fértil para el surgimiento de una nueva estructura delictiva aliada con el Eln, que no conoce fronteras”, dijo.

Duque reiteró que Colombia no es un país agresor ni se dejará provocar por insinuaciones belicistas.

Y reiteró que «los crímenes de Nicolás Maduro contra su pueblo son solo comparables con los de Slobodan Milosevic en la antigua Yugoslavia».

De todas maneras, el mandatario colombiano dijo ante el pleno de la ONU que este desafío requiere una acción colectiva constante, que desarrolle el principio de solidaridad global y bajo la primacía en todo momento del multilateralismo.

Duque le pidió a la comunidad internacional que se adopten las sanciones que correspondan para salvaguardar los derechos y libertades de las presentes y futuras generaciones de colombianos y de nuestros hermanos venezolanos.

Otras claves del discurso

Entre los otros temas que tocó el jefe de Estado durante su discurso están la lucha por la protección del medioambiente, la economía naranja, el proceso de reincorporación, la erradicación de cultivos ilícitos y la propuesta de crear una corte internacional anticorrupción.

Medioambiente

Acerca del medioambiente, Duque aseguró que uno de los grandes logros de su Gobierno es incluir la protección de los recursos naturales dentro de la política de seguridad nacional.

“Hemos declarado nuestra biodiversidad como un activo estratégico, incluyendo su protección dentro de nuestra política de seguridad nacional. Tenemos claro que, en nuestro caso, la deforestación en la Amazonía y en todas nuestras zonas boscosas está directamente relacionada con la ilegalidad, con grupos armados al margen de la ley en busca de control territorial para sus actividades ilícitas, alimentados por el narcotráfico”, aseguró el Presidente.

Por esto destacó que en un año de Gobierno la deforestación se ha reducido en un 17 por ciento, aproximadamente, y para el 2022 en Colombia se sembrarán 180 millones de árboles.

De igual forma, habló del Pacto de Leticia por la Amazonia, que se firmó con otros países de la región “para que tengamos cómo medir sus riesgos y los avances. Este pacto refuerza nuestra capacidad de gestionar, proteger y prevenir los daños de este importante patrimonio para nuestra existencia”.

Economía

El mandatario afirmó en la Asamblea General de la ONU que “Colombia avanza en el camino de una economía de inspiración”. Para ello se está apoyando la creación de empresas familiares, micros, pequeñas, medianas o grandes, la economía naranja y las nuevas creaciones tecnológicas.

Explicó que con el Plan Nacional de Desarrollo y una serie de proyectos legislativos de reactivación económica se logró “reducir la carga tributaria sobre las empresas y generamos los incentivos para que nuestro país pueda competir sin talones de plomo en los mercados internacionales”.

Proceso de reincorporación

Acerca del proceso de reincorporación, el Presidente comentó que, en medio de los obstáculos, “Colombia persiste en la construcción de una cultura de la legalidad”.

Por esto expuso que actualmente hay 29 proyectos productivos colectivos que vinculan a 1.934 personas “que se la jugaron por una nueva vida” y dijo que hay más de 13.000 colombianos que continúan su proceso de reincorporación.

Además, el mandatario agradeció el “valioso acompañamiento” y el trabajo de la Misión de Verificación de Naciones Unidas.

No obstante, advirtió que “así como les hemos cumplido a quienes escogieron el camino de la legalidad, también les advertimos de las consecuencias a quienes persistan en el camino de la criminalidad”.

Corte anticorrupción

Duque aseveró que una de las «peores» consecuencias del narcotráfico. «La lucha contra la corrupción nos une a todos los colombianos y estamos unidos en la lucha contra este flagelo. No hay sistema político, social o cultural que no mire al abismo cuando sus instituciones son carcomidas por la corrupción».

Y agregó que el país no está solo en la lucha contra la corrupción, donde ya son realidad medidas efectivas de transparencia, como la Ley de Rendición de Cuentas para todos los servidores públicos del país.

«No estamos solos en esta lucha. Junto con naciones amigas, estamos impulsando un proyecto para crear la Corte Internacional Anticorrupción, porque, igual que el narcotráfico, este flagelo traspasa y desconoce fronteras y la comunidad internacional necesita una herramienta fuerte que permita hacerle frente al fenómeno de la corrupción transnacional».

«Hoy Colombia le dice al mundo que es el momento de la determinación para transformar nuestras sociedades; es el momento de la firmeza para enfrentar la tiranía y es el momento de la grandeza para que todos los ciudadanos del mundo podamos vivir con dignidad», concluyó Duque.


Tomado del portal del diario EL TIEMPO

COMPARTIR