Dimayor rechazó la mediación del Viceministro del Trabajo

Foto: Néstor Gómez / EL TIEMPO

Jorge Enrique Vélez le pidió a Carlos Alberto Baena declararse «impedido» sobre este tema.

El presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, le pidió al Viceministro de Trabajo, Carlos Alberto Baena, declararse impedido para actuar en la mediación que el funcionario propuso para tratar de reanudar el diálogo entre la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales y los dirigentes de este deporte.

«Quiero manifestar la preocupación que ha suscitado las declaraciones que públicamente han sido dadas por usted ante varios medios de comunicación y, en los medios institucionales del Ministerio, con respecto a un ‘pliego de peticiones’ presentado por una asociación de futbolistas a la entidad que represento, que según sus declaraciones, cumple con todos los requisitos y reglas contenidos en la legislación laboral vigente para iniciar una negociación colectiva», dice Vélez en la carta.

«Es claro que con sus actuaciones anteriores ha sentado posiciones en las cuales se comprometen seriamente los intereses de la organización del fútbol profesional colombiano y particularmente, los de uno de sus afiliados. Es por esto que la entidad que represento no está dispuesta ni legal ni moralmente a aceptar una mediación suya, que escudándose en su labor de Viceministro de Relaciones Laborales e Inspección, carece de toda objetividad y no ha dado estricta relevancia a su deber de imparcialidad», agrega el presidente de la Dimayor.

En 2013, cuando era senador por el Partido MIRA, Baena participó en un debate organizado por el entonces concejal de Armenia Julián Andrés Acosta, en el que se buscaban soluciones para la recuperación del equipo Deportes Quindío como bien público.

Baena propuso que la Contraloría de Armenia interviniera con una acción fiscal para recuperar el club para el departamento, y pidió que esa entidad se apersonara del tema, porque consideraba que había un detrimento patrimonial. El tema no tuvo eco y el Deportes Quindío sigue teniendo como máximo accionista a Hernando Ángel. Ese año, el club descendió a la B y ahí sigue.

«Doy alcance para que recuerde sus actuaciones anteriores con relación a la institucionalidad del fútbol profesional colombiano y, fundamentalmente con uno de nuestros clubes asociados como lo es el club Deportes Quindío S. A.», escribió Vélez en la comunicación enviada a Baena.

La carta fue enviada con copia al Presidente Iván Duque, al procurador Fernando Carrillo y al fiscal general Fabio Espitia.


Tomado del diario EL TIEMPO