“Donde hubo una masacre paramilitar hoy hay un pozo de petróleo”: Fátima Muriel

Foto: El Espectador

Para esta líder de la organización “Mujeres Tejedoras de Vida” del Putumayo es importante que el Gobierno llegue al territorio donde, tras la salida de las Farc como guerrilla, se han fortalecido las mafias y han vuelto a llegar paramilitares.

Fátima Muriel, líder de las Mujeres Tejedoras de Vida del Putumayo, hizo delicadas denuncias y llamados al Gobierno para que atienda la situación de riesgo que tienen en este departamento, donde el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, ante la poca presencia estatal, no se ha materializado en mayor tranquilidad y bienestar para sus pobladores. Lo hizo durante el evento: “Justicia transicional: balance a dos años de la firma del acuerdo final”, que se realiza en el Museo Nacional, organizado por Colombia2020 y su capítulo Justicia para la Paz.

“Nuestra organización agrupa a 1500 mujeres, todas víctimas y desplazadas por la violencia. Nosotras las mujeres del Putumayo venimos haciendo un trabajo tenaz en medio del conflicto que existe. El Putumayo está en una crisis muy preocupante tras la salida de las Farc del territorio: en la frontera está toda la mafia y estas están convocando a las familias, están pidiendo vacunas. Las mujeres estamos luchando para hacerle frente a esta guerra, aunque tenemos ya mujeres que fueron asesinadas por eso”, contó Fátima y detalló que ya asesinaron a dos compañeras y hace seis meses desaparecieron a una más, por eso pidió mayores y reales garantías de seguridad.

Igualmente preocupante fue la denuncia que hizo sobre el retorno de paramilitares a la región, que ya habrían cumplido condenas en Justicia y Paz, y que estarían volviendo: “Ya están llamando a las mujeres y eso es muy alarmante”, resaltó Fátima. Aseguró, asimismo, que las mujeres ya tienen 50 casos documentados que van a entregar a la JEP pero reconoce que aún es incierto el camino de participación de las víctimas en este escenario.

“Creemos que es importante que se conforme en el Putumayo una unidad, donde las víctimas tengan acceso al sistema de justicia, verdad y búsqueda de personas desaparecidas de forma integral, no separada”, afirmó Fátima y relató los incumplimientos del Gobierno en el programa de sustitución de cultivos de uso ilícito en el paso y proyectos productivos alternativos: “Nosotras somos las que hemos podido apoyarlas para esa sustitución con el apoyo de la embajada alemana porque sustituir la coca por cacao o plátano es paz”.

Por último, Fátima pidió que es importante atender a lo que sucede en el territorio y recordó cómo hace años, cuando los paramilitares entraron al Putumayo a sangre y fuego, masacraron a unos campesinos que jugaban fútbol, les cortaron la cabeza y jugaron con ellas de forma despiadada. “Hoy, en ese lugar donde se levanta un gran pozo de petróleo. Eso no lo podemos entender y eso no puede seguir pasando”, concluyó.


Redacción Paz Estéreo. Con información del diario El Espectador.

COMPARTIR