«El eXXperimento»: danza-teatro feminista en la pandemia

Foto: Herand Müller - Scholtes

La coreógrafa colombiana Bibiana Jiménez presenta su obra «el eXXperimento», una obra de danza-teatro que cuestiona la sociedad patriarcal, en un escenario totalmente delimitado con plástico transparente.

«Contra viento y pandemia»: así podría sintetizarse su vida. Porque si nunca es fácil hacerse un lugar en la escena cultural, sobreponerse a las desigualdades históricas en perjuicio de las mujeres, cuanto menos lo es en tiempos de pandemia universal. Sin embargo, todo esto y más lo logra la bailarina y coreógrafa colombiana radicada en Alemania Bibiana Jiménez.

Con su última obra «El eXXperimento, bocetos de una nueva comunidad», la artista cuestiona la sociedad patriarcal y propone una sociedad en la que la mujer tenga un rol pleno de derechos.

«Quiero mostrar lo difícil que es para la mujer hacerse un espacio en el mundo del arte, más aún en estos tiempos. Las mujeres hemos sido borradas de la historia, como si no hubiésemos existido, como si no hubiésemos sido parte del proceso. No puede ser que en tiempos de Miguel Ángel solo hubiese hombres que pintasen», reflexiona Jiménez en diálogo con DW.

La pieza de danza-teatro, cuya puesta se realiza en la ciudad alemana de Colonia, se inspira en la vida y obra de la pintora Marta Hegemann, nacida a fines del 1800 en la ciudad alemana de Düsseldorf.

Por cierto, una artista que también supo de dificultades. Ya que en su juventud le fue vedado estudiar en la Academia de arte de la ciudad, solo reservada para sus colegas hombres. Y con el advenimiento del nazismo, en 1933, su obra fue declarada «degenerada» y, por lo tanto, retirada de museos y en parte destruida.

Reflexiones sobre el ser mujer ayer y hoy

En escena están dos bailarinas, «que representan la polaridad que todas tenemos, una parte más sensual y delicada, y otra más fuerte», explica la directora.

Ellas muestran «el aislamiento de Hegemann como artista en una sociedad de hombres, al tiempo que interpretan a esa mujer que rechaza el mundo establecido».

Florencia Martina, nacida en Santiago de Chile y residente en Berlín, es una de las protagonistas. «Con mi trabajo intento transmitir una experiencia sensorial emotiva, pero también, abrir reflexiones», cuenta a DW.

«Aunque hoy los desafíos en nuestra sociedad sean más complejos, es bello reanimar los valores que Marta Hegemann transmitió en su época, cómo ella pudo deconstruir el ser mujer a principios del siglo pasado», sostiene la bailarina.

Arte en tiempos de pandemia

En la actualidad, en tanto, el gran desafío lo plantea la pandemia de coronavirus que azota el planeta.

Y es allí donde el arte y la creatividad pueden dar respuesta.

«Soy una persona muy inquieta», confiesa la directora, «y como no quería dejar de ensayar, incluso en los tiempos de fuertes restricciones, primero lo hicimos de manera remota, virtual, y luego se me ocurrió llevar un rollo de papel celofán, de esos que se usan en la cocina, para separar a las bailarinas entre sí, dividiendo el escenario en dos partes iguales».

«Vi que funcionaba muy bien, como elemento creativo y lúdico; entonces fui por rollos más grandes, con los que directamente rodeé todo el escenario», relata la coreógrafa.

Y así fue como lo que comenzó de una manera provisoria se fue tornando cada vez más importante.

«El plástico se volvió una parte fundamental de la obra, de una manera plástica, para la estética y también para el concepto», dice Martina a DW. «Nos permite jugar con lo borroso, con lo que se ve y con lo que no se ve. También con la aislación y con pertenecer al mismo espacio a la vez. Y con una separación fina, pero que sigue existiendo», completa la bailarina y performer sobre la potencialidad artística del material.

Pero eso no es todo. Omnipresente sobrevuela el escenario una tercera actriz, a la que se escucha sin ver, que narra diferentes episodios de la vida de la artista alemana, y que «para mí es Marta Hegemann», dice Jiménez.

La propuesta multimedia es valorada por el público: «Lo que más me impactó fue la combinación de la música con la interpretación de los textos en off, con la trama de imágenes danzadas sobre el escenario», sostiene Carsten, un espectador de la ciudad de Bonn, consultado por DW.

Y el mensaje de la pieza logra su cometido: «Me impresionó la fuerza expresiva de las dos bailarinas, cuánto podían decir sin palabras. En particular, cómo mostraron que las mujeres prácticamente se deshacen cuando intentan satisfacer el ideal femenino vigente», comparte reflexiva Marina, de la ciudad de Siegburg.

«Siempre que sigan existiendo injusticias contra la mujer, tendré temas de los que hablar», concluye la directora.

Y lo hará como ella prefiere: a través de la danza.

«El eXXperimento» se presentó este fin de semana en el „Theater der Keller» de la ciudad alemana de Colonia, y lo volverá a hacer los días 11 y 12 de diciembre de 2020.

(cp)


Tomado del portal alemán DW