El Papa Francisco: liberar la figura de María de la influencia de las mafias

Foto: Vaticano News

En una carta a la Pontificia Academia Mariana Internacional, el Papa expresa su agradecimiento por la institución de un Departamento de análisis y estudio de los fenómenos criminales y mafiosos, «para liberar la figura de la Virgen María de la influencia de las organizaciones criminales». Entrevista con el Padre Stefano Cecchin, Presidente de la Academia Pontificia.

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

“La devoción mariana es un patrimonio religioso-cultural que debe ser salvaguardado en su pureza original, liberándolo de superestructuras, poderes o condicionamientos que no cumplen con los criterios evangélicos de justicia, libertad, honestidad y solidaridad”. Esto es lo que el Papa Francisco subrayó en la carta enviada el pasado 15 de agosto al Padre Stefano Cecchin, OFM, Presidente de la Pontificia Academia Mariana Internacional.

En el documento, el Pontífice también recuerda que dentro de esta Academia Pontificia se creó el Departamento de análisis y estudio de los fenómenos criminales y mafiosos, «para liberar la figura de la Virgen María de la influencia de las organizaciones criminales». Entre los ejemplos de esta espiritualidad distorsionada están las «reverencias» de las estatuas de María frente a las casas de los jefes durante las procesiones.

En su carta, el Papa Francisco también saluda a los promotores, oradores y participantes de la jornada de estudio, prevista para el 18 de septiembre próximo y organizada por la Pontificia Academia Mariana Internacional en colaboración con autoridades eclesiásticas e instituciones públicas. El objetivo de la iniciativa es identificar «respuestas eficaces» para una necesaria «operación cultural de sensibilización de las conciencias». El Papa Francisco también espera que los Santuarios Marianos se conviertan cada vez más en «ciudadelas de oración, centros de acción evangélica, lugares de conversión, piedras angulares de la piedad mariana».

Patrimonio por descubrir y salvaguardar

En Vatican News el Padre Stefano Cecchin, Presidente de la Pontificia Academia Mariana Internacional subraya que la figura de María es utilizada por las organizaciones criminales para subyugar a la gente, para hacerlos esclavos. Y recuerda las tareas y la misión de la Academia Pontificia:

Respuesta: La tarea de nuestra Academia es dar una sana formación mariológica en vista de una sana piedad popular. Debemos redescubrir el patrimonio religioso y cultural que tenemos en todo el mundo, pero especialmente en Italia. Un patrimonio que debemos reevaluar y salvaguardar en su pureza original.

Se trata de salvaguardar este patrimonio de la contaminación que afecta a esta pureza…

Respuesta: Hay una religiosidad débil que es manipulada por aquellos que saben cómo manipular el corazón y los sentimientos de las personas, no sólo desde el punto de vista del crimen, sino también desde otras formas, incluyendo a los magos sanadores y a curanderos. Todas las formas de utilizar las dificultades de la gente dándoles «respuestas mágicas» sólo para tener una retribución económica.

También hay graves distorsiones relacionadas con la figura de María…

Respuesta: La figura de María se utiliza precisamente para mantener a la gente esclavizada exagerando la figura de ‘María como una mujer esclava de Dios, sometida’ que se resigna al destino de su Hijo que muere ante el poder. Y así está toda esta realidad de esclavizar y no ayudar a la gente a vivir una verdadera religiosidad. Pero hay una religiosidad ligada a las supersticiones, la magia y los poderes que asustan a la gente.

En su carta, el Papa también recuerda que se ha creado un Departamento ad hoc dentro de la Pontificia Academia Mariana Internacional para estudiar los fenómenos de la mafia criminal y «liberar la figura de María de la influencia de las organizaciones criminales» …

Respuesta: Este es precisamente el mensaje del Papa dirigido principalmente para felicitarnos y también para que continuemos este camino iniciado en la cátedra «María, el camino de la paz entre las culturas». Hemos profundizado en este aspecto y por lo tanto hemos creado este nuevo Departamento que involucra a un gran número de magistrados, criminólogos, gente del ejército, del Estado y de la Iglesia, precisamente para trabajar juntos por el bien de la persona humana y de la sociedad, de la «casa común» como dice el Papa Francisco.

Para varias organizaciones criminales, y en particular la ‘ndrangheta, las formas rituales representan la esencia misma de la organización. De esto se deriva también un uso distorsionado de la devoción por parte de las mafias. Este es un cáncer que hay que combatir. ¿Puede ser erradicado?

Respuesta: Queremos erradicarlo a través de la formación de personas, de familias. Una formación que es verdaderamente cristiana. El Papa Francisco nos llama a esta formación integral de la persona humana. El primer principio para ayudar a la humanidad y a la casa común, a la sociedad y al hombre y a la mujer, es precisamente el de dar una formación saludable.

Otro fenómeno preocupante que hay que combatir es el de las reverencias en las procesiones…

Respuesta: ¡Esto no es religión! Es una superstición. ¿Cómo es leída la religión por estos líderes, por estas mafias? Como una realidad para la cual Dios también se somete a ellos… ¿Y la Virgen también se inclina ante ellos y los patrocina a ellos y a su autoridad? Casi quieren enseñar a la gente que Dios está con ellos. Así que también quieren usar los sentimientos religiosos de la gente para que no sean libres, sino esclavos.

El próximo 18 de septiembre en Roma, durante la conferencia organizada por la Pontificia Academia Mariana Internacional, se elaborarán las directrices de este nuevo Departamento que, como usted ha mencionado, implica no sólo a teólogos y mariólogos sino también a magistrados, criminólogos, abogados, miembros de las fuerzas de policía y alcaldes de varias ciudades. Una alianza entre hombres de la Iglesia y representantes de la sociedad civil…

Respuesta: El 18 de septiembre se presentará todo el camino y los proyectos. Comenzaremos los cursos en octubre. La idea es que entonces cada año, el 13 de mayo, habrá una conferencia nacional que dé los frutos de este trabajo. Lo que reiteramos es que debemos trabajar juntos, pero cada uno con su propia identidad sin confundir Estado, Iglesia, asociaciones. Debemos estar unidos por el bien común. El Papa nos ha dicho que la Academia debe ser un lugar de encuentro, un lugar de diálogo. También estamos trabajando con los musulmanes. Hemos creado la Comisión Mariana Cristiana Musulmana. Y también comenzaremos los cursos con la mezquita de Roma. También con ellos sobre estos aspectos de malas interpretaciones de la religión o cómo la religión se utiliza para dividir y crear problemas. Dios, en cambio, es amor y no miedo o castigo.


Tomado del portal Vatican News