El Papa saluda a la Presidenta de Lituania. Fotografia Vatican Media

Visita del Papa Francisco a la presidenta de Luitania resalta el valor y fuerza para salir adelante, con un alma valiente para resistir y construir.

La Presidenta de Lituania recibió en el Palacio Presidencial, al Papa Francisco en donde, Él pronunció un discurso ante las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático en el que recordó los grandes sufrimientos que el pueblo lituano sufrió en su historia: “detenciones, deportaciones, e incluso el martirio”.

En este lugar resaltó y valoró el trabajo que se ha realizado, “este pueblo tiene un ‘alma’ fuerte que le permitió resistir y construir”.

El Papa subrayó que “esta visita se desarrolla en un momento particularmente importante de vuestra vida como nación al celebrarse los 100 años de la declaración de independencia”.

“Celebrar los cien años de independencia significa detenerse un poco en el tiempo, recuperar la memoria de lo vivido para tomar contacto con todo aquello que los ha forjado como nación y encontrar allí las claves que les permitan mirar los desafíos presentes, y proyectarse hacia el futuro, en un clima de diálogo y de unidad con todos sus habitantes, de manera que nadie quede excluido”, explicó.

La nación Luitana ha podido superar y aprender las pruebas, expresó el Papa Francisco “Durante su historia, Lituania supo hospedar, acoger y recibir pueblos de diversas etnias y religiones”.

“Todos los conflictos que se presentan tienen soluciones duraderas siempre y cuando se sustenten en el reconocimiento concreto de las personas, especialmente de las más débiles y en el sentirse desafiados a ampliar la mirada para reconocer un bien mayor que los beneficiará a todos”


Redacción: Paz Estéreo