El Tribunal Constitucional de Perú da luz verde a la liberación del expresidente Alberto Fujimori

Imagen: Tomada de internet

La Corte Suprema de Perú aprobó el jueves un recurso legal que permite la liberación del expresidente, Alberto Fujimori, de la cárcel. Fujimori estaba cumpliendo una condena de prisión por graves violaciones a los derechos humanos. Todavía no se ha revelado cuándo podrá salir de la cárcel, ni si otros recursos judiciales podrían retrasar esta salida. Los jueces votaron 4-3 para su excarcelación.

El expresidente, de 83 años, había sido liberado una primera vez en diciembre de 2017, en una controvertida decisión que el Tribunal Constitucional del país canceló posteriormente. Pero esta nueva decisión vuelve a poner el indulto a Fujimori en la agenda, especialmente tras el nombramiento de jueces considerados más indulgentes con el ex jefe de Estado.

“Lamentablemente podemos confirmar esta información, la libertad de Fujimori implica que habrá anulado, por lo menos, dos sentencias de la Corte Suprema referidas al indulto”, dijo Carlos Rivera, abogado de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), a la agencia de noticias Efe.

El expresidente que gobernó Perú durante 10 años, entre 1990 y 2000, es una figura muy controvertida en el país sudamericano. Durante su primer mandato, logró poner fin a un periodo de hiperinflación que estaba minando el país y pudo reactivar la economía, pero después, fue acusado y luego condenado por graves violaciones de los derechos humanos, especialmente relacionadas entre otras acusaciones, con su violenta represión de la guerrilla del Sendero Luminoso.

En el año 2000, dimitió después de que circularan vídeos en los que se veía a uno de sus socios intentando sobornar a políticos. Fujimori voló entonces a Japón, donde solicitó la ciudadanía y permaneció durante años, antes de marcharse a Chile en 2005. Allí fue detenido y extraditado a Perú.

En 2009, fue condenado y, en 2017, liberado por unos meses antes de ser enviado de nuevo a prisión.

Sus aliados, incluida su hija, Keiko Fujimori, excandidata presidencial, han constantemente pedido su liberación, alegando problemas de salud.


Fuente: France 24