Empleo, agua, movilidad y seguridad, en números rojos

Foto: Suministrada

Indicadores negativos en oportunidad laboral, movilidad, seguridad y calidad educativa hacen parte del diagnóstico entregado por el programa Ibagué Cómo Vamos en su Informe de Calidad de Vida 2018 – 2019, presentado ante periodistas locales en la Universidad de Ibagué.

En esta serie de estadísticas, basadas en datos oficiales de la Alcaldía, el Dane y otras entidades nacionales, se resalta la urgencia de que la próxima Administración municipal revise los mencionados temas, así como enfatice en la atención a una población que cada vez es de mayor edad.

Con base en las cifras, el profesor Carlos Alberto Salazar, director de Ibagué Cómo Vamos, aseguró que ha aumentado el número de ciudadanos que pasaron de pobreza monetaria a pobreza monetaria extrema, así como el de los ciudadanos insatisfechos con el empleo en la ciudad.

Otro de los puntos que requieren de mayor atención es la destrucción de empleos en sectores como la industria textil, que se manifestó en 7.869 puestos menos del trimestre 2018-4 al 2019-2, y hotelería y restaurantes, con pérdida de 3.415 unidades en el mismo lapso.

«Es absolutamente necesario hacer un proyecto de industrialización a largo plazo en Ibagué y el Tolima, un proyecto que tiene que trascender entre los periodos de gobierno», indicó Salazar, quien advirtió que el aumento de 3.379 puestos en la construcción obedece a un fenómeno temporal.

Otros factores del Informe

En esta ocasión, el Informe de Calidad de Vida modificó su dinámica, al incluir datos oficiales desde enero de 2018 hasta junio de 2019. La única excepción de esta versión fue Cultura, del que no se tuvo respuesta ni información oportuna a cargo de la Secretaría de Cultura, Turismo y Comercio.

Del sector Seguridad, el hincapié estuvo en el aumento de hurto a personas, lesiones personales, violencia intrafamiliar, extorsión y robos a motocicletas y vehículos, y, aunque hubo leve reducción en hurtos, el número de capturas por todos estos delitos fue menor en 2018 en comparación con 2017.

Uno de los motivos se remite, según Salazar, al deficiente número de agentes policiales. «El estándar es de 300 por cada 100 mil habitantes, pero estamos por debajo, de 204 en los cuadrantes, entonces disminuirlo hace que los problemas de hurto se hayan incrementado», indicó.

Para la exhibición del Informe se contemplaba la asistencia del alcalde electo Andrés Fabián Hurtado; sin embargo, en su reemplazo acudió el designado jefe de la Oficina Jurídica, Andrés Bedoya, quien aseguró que este informe es «un insumo bastante importante, muy comprometedor».

La base de cualquier decisión en el próximo mandato debe ser la disminución de la población entre 0 y 19 años.

El informe está publicado en https://www.ibaguecomovamos.org, para su lectura y su descarga.


Tomado del servicio de prensa de la Universidad de Ibagué

COMPARTIR