“En las dificultades, hay oportunidades”

Foto: CEC

Este fue el título de la intervención que realizó el obispo de Tumaco, Monseñor Orlando Olave Villanoba, quien dio apertura al primer Foro: “Tumaco  una oportunidad de desarrollo para Colombia”, que se realiza por estos día en la Perla del Pacífico.

El Obispo enfatizó en la importancia de “trabajar juntos y respetar las diferencias para construir un mejor territorio”.  Según lo han reseñado sus organizadores, este espacio de debate pretende exponer la importancia del puerto nariñense para aportar potencialmente al desarrollo del país.

Iniciando con el componente de Estrategias de seguridad y cultura de la legalidad, el General Jorge Isaac Hoyos, Comandante de la Fuerza Conjunta Hércules, manifestó que «no existe progreso sin seguridad y nuestra finalidad es estabilizar la seguridad en el Pacífico nariñense».  Resaltó además, que “la problemática en el pacífico ya no da más espera, y por eso nuestra misión es estabilizar la seguridad en Tumaco, ya que no existe progreso sin seguridad”.

Por su parte, el Capitán Gilberto Sánchez, delegado de la Consejería para la Seguridad Nacional aclaró que, “el emprendimiento debe ser entendido como la oportunidad de construcción de país. Además, tenemos un faro para edificar ya que la sociedad civil se unió a través del Comité Tumaco Unidos por la vida y la justicia.” Del mismo modo, propuso decretar Emergencia Judicial “Los criminales operan las 24 horas, el sistema judicial también debe hacerlo. Tumaco podría ser la prueba piloto en los primeros seis meses”, comentó al respecto.

A su turno, Raúl Araujo, Director del Departamento de Competitividad y Productividad Empresarial de la Cámara de Comercio de Tumaco, indicó que la economía en Tumaco se encuentra en recesión y necesita inversión, pero ésta se encuentra frenada por la falta de seguridad ya que las extorsiones están haciendo estragos en los emprendimientos. “No tenemos una dinámica de producción acorde a los activos de nuestro territorio. Así mismo, no existe transformación industrial de la materia prima, salvo la producción primaria de aceite crudo de palma”, agregó.

Al cierre de este foro se producirá un documento base con salidas y estrategias concretas que reduzcan la crisis económica por la que atraviesa la ciudad nariñense, y que será enviado al Gobierno Nacional.


Tomado de portal de la Conferencia Episcopal de Colombia