Fotografía: Conferencia Episcopal de Colombia.

Los diez tripulantes fallecidos viajaban entre los municipios de Caucasia y Segovia, en el departamento de Antioquia.

Mediante un comunicado de prensa la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), ofreció su cercanía al obispo Castrense, monseñor Fabio Suescún Mutis y a las Fuerzas Militares por la pérdida de sus hombres tras el trágico accidente aéreo ocurrido en Antioquia, donde fallecieron diez tripulantes del helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea Colombiana, que se precipitó a tierra el pasado martes.

Fotografía: Ejército

Los Obispos también hicieron llegar sus expresiones de consuelo y esperanza a los familiares y seres queridos de los fallecidos y ofrecieron sus oraciones por el eterno descanso de las víctimas.

Es de recordar que el helicóptero MI-17 con matrícula EJC 3380, trasladaba personal de la Aviación del Ejército entre los municipios de Caucasia y Segovia, en el departamento de Antioquia (norte).


Redacción: Paz Estéreo