Fotografía: Alcaldía de Ibagué.

Entre enero y abril de este año la secretaría de transito ha impuesto un total de 9.989 multas por diferentes faltas cometidas.

El parqueo en sitios prohibidos es uno de los principales problemas para la movilidad en Ibagué. Solo en lo que va corrido del 2018, las autoridades de tránsito del Municipio han sancionado a 3.016 ciudadanos que estacionaron sus automotores en vías públicas, lo cual afectaba el adecuado flujo vehicular.

Esta infracción, tipificada como C02 en el Código Nacional de Tránsito, corresponde al 30.2 % del total de sanciones que han impuesto las autoridades, toda vez que, entre enero y abril de este año, se impusieron un total de 9.989 comparendos por diferentes faltas cometidas en la ciudad.

Por estacionar en sitios no autorizados, cada conductor recibió una multa de $390.600. Además, si los vehículos estaban abandonados las autoridades procedieron a realizar la inmovilización de los automotores.

Otras infracciones

La segunda falta más frecuente que se comete en la ciudad es la C35, que se refiere a no realizar la revisión técnico-mecánica o porque los vehículos no cumplían con las condiciones de seguridad y de emisión de gases. Por este concepto han sido multadas 1.135 personas.

“También tenemos la infracción C14, la cual se refiere a transitar por sitios restringidos en horas prohibidas, es decir, por no respetar la restricción denominada ‘pico y placa’. Debido a esta falta han sido sancionados 963 infractores en la ciudad”, aseguró José Alexis Mahecha, secretario de Tránsito.

“En cuarto lugar, tenemos la falta C24, que se refiere a conducir una motocicleta sin respetar las normas establecidas en el Código Nacional de Tránsito. Un total de 632 motociclistas fueron sancionados con conducir en zigzag y por no respetar los semáforos”, agregó el funcionario.

Asimismo, 600 personas fueron multadas por bloquear una calzada o intersección vial, mientras que otros 486 ciudadanos recibieron comparendos por conducir sin portar la licencia de conducción.

“Nos llama la atención que este año hemos tenido 456 infractores que incurrieron en la falta D01, la cual se refiere a guiar un vehículo sin haber obtenido nunca la licencia de conducción. En otras palabras, estas personas nunca habían tramitado este documento”.

De igual modo, 393 personas recibieron multas por no acatar las señales o requerimientos impartidos por los agentes de tránsito. Además, 315 conductores fueron sorprendidos conduciendo sin portar el SOAT.

Por todo esto, Mahecha sostuvo que, para garantizar el respeto de las normas viales, los agentes de tránsito continuarán adelantando operativos en toda la ciudad, especialmente en los puntos donde se presenta congestión vehicular a causa de la falta de cultura ciudadana.


Redacción: Verónica Palacio