Estados Unidos certifica a Colombia en su lucha contra las drogas

Foto: El Presidente Iván Duque Márquez, y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, en imagen de archivo / Presidencia

Trump dijo que para lograr la meta de reducción de cultivos se «debe reanudar la fumigación aérea».

Por: Sergio Gómez Maseri

EL TIEMPO

La administración republicana de Donald Trump certificó este miércoles el desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas durante el año 2019, aunque consideró que los cultivos ilícitos y la producción de coca siguen en niveles muy altos e inaceptables.

(Le puede interesar: ‘En la lucha contra los narcocultivos no hay una bala de plata’) «En Colombia, el presidente Iván Duque y su gobierno siguieron siendo fuertes aliados de EE. UU. y la policía y las fuerzas militares han mostrado gran valentía y compromiso a la hora de atacar a grandes narcotraficantes, en la interdicción de cargamentos y erradicando manualmente la coca. Sin embargo, el cultivo y la producción se mantiene en niveles inaceptablemente altos«, dijo el presidente Trump al anunciar la determinación.

El presidente, además, empujó fuerte para que se reanude la fumigación aérea.
Según Trump, para lograr la meta de reducir los cultivos a la mitad antes del 2023, «Colombia debe reanudar la fumigación aérea, que sigue siendo una herramienta irremplazable en el arsenal del gobierno, junto a la erradicación manual y el desarrollo económico«.

Anualmente, por esta época, el mandatario de turno debe cumplir con una ley aprobada por el Congreso que le exige determinar que países cooperaron plenamente con EE. UU. en la lucha contra las drogas y cuáles no lo hicieron y por lo tanto son sujetos de fuertes sanciones.

(En otras noticias: Sally se reduce a tormenta y provoca inundaciones catastróficas)

Desde hace más de dos décadas, Colombia siempre ha sido certificada independientemente del aumento o disminución de los cultivos ilícitos en el país, uno de los derroteros que se usan para tomar la decisión.

En gran parte por que los gobiernos colombianos a lo largo de estos años han trabajado de la mano con Washington en el combate de la producción y tráfico de drogas ilícitas. Pese a ello hace dos años, Trump estuvo a punto de descertificar a Colombia ante el crecimiento exponencial de los cultivos entre el año 2014 y 2017.

(Lea también: Erradicación de cultivos ilícitos ha costado $ 88 billones en 10 años)

Por otro lado, en su determinación de este año, Trump decidió descertificar a Bolivia y a Venezuela, pero utilizó una provisión que le permite mantener la ayuda en estos países en aras del interés nacional.

Además, incluyó a estos dos países, al igual que a Colombia, en una lista con otros 20 países a los que se les considera países mayormente responsables por el tráfico y-o la producción.

Esos son Afganistán, Bahamas, Belice, Bolivia, Burma, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú, y Venezuela.

Como se esperaba, las más duras palabras de Trump fueron contra el régimen de Nicolás Maduro, a quien catalogó como el «capo más cómplice de toda la región» y por quien ofrece 5 millones de dólares como recompensa por su captura para que enfrente cargos de narcotráfico en un corte de EE. UU.

Trump también expresó preocupación por el incremento de los cultivos de coca en Perú, que ha llegado a niveles históricos y le pidió al gobierno de este país que reanude la erradicación en algunas regiones del país.

(En contexto: ‘Si no se fumiga, no vamos a acabar con las drogas en Colombia’: Trump)

En el caso de Bolivia, si bien Trump sostiene que desde la salida de Evo Morales en 2019 las autoridades han estado cooperando con EE. UU. en la lucha contra las drogas, los cultivos de coca aún exceden los límites impuestos por sus propias leyes, que permiten la siembra de la droga para usos medicinales y tradicionales. De tomar algunos correctivos durante el año en curso, Trump le prometió a La Paz, sacarla el año entrante de la lista de descertificados.

También tuvo fuertes palabras sobre México. Dijo que no estaba haciendo lo suficiente en interdicción, en materia de extradición y en el control de los carteles de la droga. De hecho, amenazó con descertificarla si no demuestra grandes progresos en todas estas áreas en el futuro inmediato.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON


Tomado del portal del diario EL TIEMPO