Evacuadas 3.000 personas en Guatemala por una nueva erupción del volcán de Fuego

Foto: PulsoSur.com

El volcán inició en la mañana de este domingo su quinto ciclo eruptivo en lo que va de 2018. En junio, la actividad del cráter provocó la muerte de 194 lugareños

Unas 3.000 personas han sido evacuadas este domingo por una nueva erupción del volcán de Fuego, cercano a la Ciudad de Guatemala, la capital de este país centroamericano, que cuenta con 32 volcanes en su territorio. Las autoridades han declarado la alerta roja, según han informado varias fuentes de protección civil. El pasado junio, una erupción del volcán de Fuego provocó la muerte de 194 personas.

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), ha explicado a los periodistas que el volcán inició en la mañana de este domingo su quinto ciclo eruptivo en lo que va de 2018. Con el transcurso de las horas, además, aumentó la violencia de las explosiones. El funcionario también ha explicado que, como medida de prevención, 2.995 personas de comunidades de los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, cercanas al volcán, han sido llevadas a diferentes refugios. En imágenes divulgadas por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), se ve a los evacuados con pocas pertenencias esperar por su turno para subir a los vehículos, mientras que en otras se avista la incesante actividad eruptiva del volcán de Fuego.

Las familias han sido en su mayoría trasladadas en vehículos particulares y de la Conred hacia un estadio de Santa Lucía, en el departamento sureño de Escuintla, donde el Ministerio de la Defensa ha instalado carpas para albergar a los evacuados. En concreto, hasta ahora se han realizado evacuaciones en las aldeas de El Rodeo, La Reina, Guadalupe El Zapote y de la colonia Santa Rosa. También de la aldea Sangre de Cristo del municipio de Yepocapa (Chimaltenmango) y de El Porvenir, de Alotenango (Sacatepéquez), todas ubicadas en las faldas del coloso, de 3.763 metros de altura.

La Conred también ha explicado que unas 300 familias que residen en la aldea Chuchú (Escuintla) no quieren ser trasladadas pese al llamamiento de las autoridades.

La fuerza del volcán, de 3.763 metros de altura y ubicado 35 kilómetros al suroeste de Ciudad de Guatemala, llevó a las autoridades del municipio de Escuintla a declarar la alerta roja. La intensa erupción ha levantado columnas de ceniza que superan los 1.000 metros sobre el cono volcánico y ha provocado la caída de partículas de este material que podrían alcanzar la turística ciudad colonial de Antigua Guatemala, según un informe del estatal Instituto de Vulcanología.

El volcán también ha expulsado columnas de lava de unos 500 metros sobre el cráter y ha provocado el descenso por una ladera del oeste del volcán de flujos piroclásticos, una mezcla de gases, ceniza y rocas ardientes, según el comunicado del Instituto de Vulcanología.

En continua actividad

La cuarta fase eruptiva del volcán de Fuego ocurrió entre el pasado 6 y el 9 de noviembre sin que se registraran víctimas ni daños. Sin embargo, el pasado 3 de junio el volcán tuvo una potente erupción que provocó una avalancha de material ardiente que arrasó la comunidad San Miguel Los Lotes, dejando 194 muertos y 234 desaparecidos. También cubrió de ceniza varios poblados ubicados a decenas de kilómetros, con una temperatura que superaba los 500 grados, y obligó al cierre del aeropuerto internacional de la capital.

Junto con el volcán de Fuego, también se mantienen activos en Guatemala los volcanes Pacaya, 20 kilómetros al sur de la capital, y el Santiaguito, 117 kilómetros al oeste. Ambos han aumentado su actividad, pero no han entrado en fase eruptiva.


Redacción Paz Estéreo. Con información del diario El País (Es)

COMPARTIR