Evidencian fallas en la prestación del servicio de urgencias en Ibagué

Fotografía: Alcaldía de Ibagué.

Durante las visitas de inspección se encontraron demoras en la atención, mal manejo del triage, y problemas en la entrega de medicamentos. 

Demoras en la atención, mal manejo del “triage”, problemas con la entrega de medicamentos y falta de personal médico fueron algunas de las fallas que encontró la Secretaría de Salud durante las visitas de inspección, control y vigilancia que se realizaron en 3 centros asistenciales de la ciudad.

Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud, indicó que el equipo auditor evidenció que el servicio de urgencias en la Clínica ESIMED, ubicada en la calle 60 con carrera Sexta, presenta demoras en la atención de los usuarios debido al poco personal médico de turno.

“En la Clínica ESIMED encontramos dificultades en el acceso a la observación y tiempos de espera demasiado prolongados para los pacientes. Además, los usuarios se quejaron de maltratos por parte de algunos funcionarios de la entidad”, dijo el funcionario.

Allí también se encontraron dificultades con la entrega de medicamentos para los afiliados del régimen subsidiado, toda vez que la farmacia solo está disponible las 24 horas para los ciudadanos que pertenezcan al régimen contributivo.

De igual modo, la clínica no tiene información visible acerca de los tiempos de espera de los pacientes según la valoración del “triage”.

Asimismo, los funcionarios de la Secretaría de Salud encontraron que en la Clínica Nuestra también se presentan tiempos prolongados de espera para los usuarios, lo cual afecta la calidad del servicio de urgencias.

“En la Clínica Nuestra encontramos más de 20 pacientes en sala de observación, y evidenciamos que los tiempos para recibir atención eran muy altos, incluso para los niños”, afirmó Gómez.

El tercer centro asistencial visitado por la Secretaría de Salud fue el Hospital Federico Lleras Acosta, en donde no se encontraron traumatismos en la sala de espera y se constató que la atención médica era oportuna.

“En el Hospital Federico Lleras encontramos alrededor de 72 pacientes en observación y disponibilidad de camas. También hallamos la cantidad adecuada de médicos y enfermeros, y no se evidenciaron mayores demoras en la sala de espera”.

Durante estas visitas se adelantaron auditorías de tipo médico y administrativo. Además, se revisaron los casos específicos de pacientes que tenían algún tipo de inconveniente relacionado con traslados o falta de atención.

“Estos hallazgos serán remitidos a las administraciones de los centros asistenciales para que se implementen planes de mejoramiento que permitan prestar servicios de salud adecuados y oportunos, especialmente en lo que tiene que ver con las urgencias”, sostuvo el Secretario.

Las inspecciones de control se realizan de manera continua en las diferentes entidades de la ciudad que ofrecen servicios de urgencias, esto con el propósito de verificar que no se vulneren los derechos de los ciudadanos y garantizar que puedan acceder a una atención de calidad.


Redacción: Verónica Palacio