Fotografía suministrada

El Papa Francisco pidió  a los nuevos sacerdotes estar al servicio de Cristo, Maestro y pastor.  

Este domingo con motivo de la Jornada Mundial de las Vocaciones, el Papa Francisco ordenó a 12 nuevos sacerdotes en la Basílica de San Pedro y los animó a ser siempre misericordiosos.

Los nuevos presbíteros son: 6 del seminario Redemptoris Mater, 5 del Pontificio Seminario Romano Mayor, 4 de la Familia de los Discípulos y uno de la Obra de Don Orión.

Durante la ordenación el Santo padre sostuvo “los nuevos sacerdotes a través de la ordenación sacerdotal estarán al servicio de Cristo, Maestro, Sacerdote y Pastor”.

El Monarca de la Iglesia Católica les pidió que ejerciten “en alegría y caridad sincera la obra sacerdotal de Cristo, únicamente con el fin de gustar a Dios y no a vosotros mismos. Servid a Dios por el bien de su santo pueblo”.

Finalmente, El Papa les dijo: “Comprometeos a unir a los fieles en una única familia, para conducirlos a Dios Padre por medio de Cristo en el Espíritu Santo”.


Redacción: Paz Estéreo