Fotografía de Facebook Arzobispo de Guatemala.

El Arzobispo de Guatemala, Mons. Óscar Julio Vian Morales parte hoy al encuentro definitivo con el Padre Celestial. 

El Arzobispo de Guatemala, Mons. Óscar Julio Vian Morales, falleció este sábado a las 2:32 a.m. quien en días pasados había sido asistido en las instalaciones del Hospital Universitario Esperanza, de aquella ciudad por complicaciones de su salud, siendo asistido por los cuidados pertinentes y confortado en los sacramentos, informó el Arzobispado de Guatemala en un comunicado en el que expresó sus condolencias a la familia y a la Congregación Salesiana, a la que pertenecía el Prelado.

La Iglesia de Guatemala y en particular la Arquidiócesis de  Santiago de Guatemala sufren con un dolor la pérdida irreparable de este gran pastor y vicario de Cristo aquí en la tierra, quien durante su vida se distinguió por su gran celo apostólico y llevar a muchas almas a contemplar la misericordia de Dios;  pero en su homenaje hacen sentir no solo a la familia, sino a todos nosotros los católicos que siempre debemos tener la esperanza en la bondad de Dios, en su mensaje de resurrección.

Las causas de su muerte se relacionan con un cáncer que le habían diagnosticado a mediados del mes presente, el Señor quiso llamarlo a la eternidad y hoy muchos lloramos su partida. El Obispo auxiliar de allí Mons. Raúl Antonio Paredes informó que las honras fúnebres se llevarán a cabo hoy a las 5:30 pm   en la catedral metropolitana, quien presidirá la santa eucaristía al lado de los sacerdotes quienes le darán el último “adiós”. Es importante recordar queridos hermanos en la fe que  Jesús nos dice en el Evangelio según san Mateo“Muy bien, siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor” (25,23) y sin duda alguna estas palabras dirá Dios Padre acogiendo en su morada eterna a Mons. Óscar Julio Vian Morales, de la misma manera la Congregación de salesianos de Don Bosco a la cual pertenecía lo recordarán  con las enseñanzas del gran santo patrono de los educadores y la juventud “vivía con los pies puestos en la tierra, pero teniendo el corazón y la mirada puestos en el cielo”.

Las exequias y la inhumación de sus restos mortales tendrán lugar el próximo martes 27 de febrero a las 10.00 am en la Catedral Metropolitana. Hasta ese momento permanecerá en la capilla ardiente en la nave central para que los fieles tengan la oportunidad de rendirle un homenaje póstumo.


Redacción: Paz Estéreo