Gobierno y Farc arrancan sustitución de cultivos ilícitos en Colombia

El Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, y el representante de las Farc Pastor Alape, al iniciar el plan piloto de sustitución de cultivos ilícitos, este domingo en Briceño, Antioquia. / Foto Nelson Cárdenas - SIG

Ante la comunidad, Pardo, Alape y líderes campesinos de la zona se comprometieron a erradicar la totalidad de la coca en las 10 veredas que componen el municipio de Briceño.

Ante más de 500 habitantes del municipio de Briceño, en el departamento de Antioquia, el Alto Consejero para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, Rafael Pardo, y el miembro de Secretariado de las Farc y negociador de ese grupo guerrillero en el proceso de paz, Pastor Alape, anunciaron el inicio de un piloto para sustituir cultivos de coca en 10 veredas de esta zona del país.

El acuerdo, del que también es partícipe la comunidad, incluye la instalación de una mesa de trabajo que busca que en el menor tiempo posible se suscriban los respectivos compromisos para el desarrollo del plan piloto.

En este sentido, el Gobierno se compromete con la ejecución de un plan de atención inmediata y la puesta en marcha del proceso de construcción conjunta, participativa y concertada del plan de sustitución y desarrollo alternativo.

Asimismo, las Farc asumen la responsabilidad de erradicar voluntariamente aquellos cultivos en los que este grupo ha tenido algún tipo de incidencia.

Por último, las comunidades se comprometen con la sustitución de cultivos ilegales y la no resiembra de los mismos, así como a no estar involucradas en labores asociadas a los cultivos ilícitos ni a su comercialización.

El Alto Consejero para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, Rafael Pardo, aseguró: “Esta es una oportunidad para que el Gobierno y la comunidad generen de la mano desarrollo alternativo y eviten la resiembra de coca. Lo que hemos hecho hoy es generar confianza, que tenga un solo fin y es generar desarrollo en la comunidad a partir de la eliminación de cultivos ilegales”.

Agregó que “se ha demostrado que la suscripción de cultivos es viable y les puede permitir a los campesinos tener opciones distintas a la coca para cultivar rentablemente”. Por ejemplo, el 54 por ciento de las plantaciones de cacao, el 40 por ciento de las de caucho y el 25 de las de palma de aceite se han establecido en el marco de programas de desarrollo alternativo. El desarrollo alternativo también protege los bosques.

Un total de 61.762 hectáreas de bosque cuentan con programas de manejo comunitario sostenible.

Por su parte, el miembro del Secretariado de las Farc y negociador de ese grupo guerrillero en el proceso de paz, Pastor Alape, dijo que la instalación de esta mesa significa un paso muy grande con el que se empieza a materializar lo que el Gobierno y las Farc acuerdan en La Habana.

“La edificación de la paz, con la participación del pueblo, ha empezado a andar. La esperanza de una nueva nación empieza a ser una realidad. Así emprendemos un camino contra la desigualdad y a favor de la inclusión social. El programa de sustitución voluntaria es la oportunidad para ayudar a la paz”, sostuvo.

Ante la comunidad, Pardo, Alape y líderes campesinos de la zona se comprometieron a erradicar la totalidad de la coca en las 10 veredas que componen el municipio de Briceño.

En su visita a la zona, el Alto Consejero Rafael Pardo también se acercó a un campamento en donde un grupo de desminadores del Ejército y de las Farc realizan un piloto conjunto para liberar de minas antipersona esta zona de Antioquia, en donde soldados, maquinaria y caninos realizan esta tarea. A la fecha ya se han liberado de minas 15.000 metros cuadrados.


Redacción Paz Estéreo/
Con información de la Presidencia de la República de Colombia