Imagen de Paz Estéreo

Día de San Pantaleón médico mártir cuya sangre se vuelve líquida

El 27 de julio es fiesta de San Pantaleón, un médico mártir nacido a fines del siglo III en Nicomedia ( la actual Turquía). Lo que se conoce sobre él, está en un antiguo manuscrito del siglo IV que se encuentra en el Museo Británico.

Se conoce que era hijo de madre cristiana,; pero él se dejó llevar por la vida del mundo pagano y rechazó la fe. Fue así como Pantaleón llegó a ser un prestigioso médico.

Decidió entregarse al servicio de Cristo atendiendo a sus pacientes en Nombre del Señor. Porque un buen cristiano de nombre Hermolaos lo animó a que conociera “la curación proveniente de lo más alto” y lo llevó a la Iglesia.

En ese tiempo se desató la persecución de Diocleciano en Nicomedia, Pantaleón regaló todo lo que tenía a los necesitados y fue cuando algunos médicos envidiosos lo delatarón con las autoridades. Siendo arrestado junto a Hermolaos y otros cristianos.

Además, el emperador quería salvarlo en secreto y le dijó que renunciará a su religión; pero la fe de Pantaleón era lo importante, así que se negó y con la ayuda de Dios curó milagrosamente a un paralítico para demostrar la verdad de la fe.

La historia relata al santo que una vez negó sus creencias. Quien fue condenado a ser decapitado junto a sus compañeros.Y partió a la Casa del Padre un 27 de julio a inicios del siglo IV, a la edad de 29 años.

Por otro lado, se dice que trataron de matarlo de seis formas diferentes: con fuego, plomo fundido, ahogándolo, tirándolo a las fieras, torturándolo en una rueda y atravesándole una espada. Pero con la ayuda del Señor resultó ileso. Cuando fue decapitado, el árbol, donde ocurrió el martirio, floreció al instante.

Dato curioso: Algunas reliquias de su sangre se conservan en Constantinopla (Turquía), Ravello (Italia) y el Real Monasterio de la Encarnación en Madrid (España) que es custodiado por las religiosas Agustinas Recoletas.

En la  ciudad española (Madrid), su sangre permanece en estado sólido casi todo el año y se produce el milagro de la licuefacción (se vuelve líquida) cerca de la fiesta litúrgica del Santo. Fecha en la cual, las religiosas abren las puertas al público para que aprecien el hecho.


Redacción:Paz Estéreo