Incluyen componente social en la tributaria; siguen protestas

Foto: Mauricio Dueñas / EFE

El Presidente anunció medidas como devolver 100 % del IVA. Aplazan debate para el lunes.

Unas horas después de la reunión del presidente de la república, Iván Duque, con los integrantes del Comando Nacional de Paro, el mandatario hizo los anuncios de las medidas que le agregaron a la reforma tributaria que se tramita en el Congreso de la República, cuya ponencia fue radicada este miércoles, con 26 artículos adicionales a los 110 que llevaba el proyecto original presentado por el Ministerio de Hacienda.

El objetivo era que el proyecto se debatiera este miércoles en las comisiones económicas, pero en la noche de este martes, en el Legislativo tomaron la decisión de aplazar la jornada para el lunes.

Devolución del 100 por ciento del IVA que pagan en sus compras los estratos más vulnerables (20 % de la población), tres días sin IVA en el año (en enero, julio y octubre), reducción gradual de la cotización a la salud que hacen los pensionados de menos de un salario mínimo, y estímulos para promover la contratación de jóvenes hacen parte del paquete de medidas que divulgó el presidente Duque para intentar superar la crisis social que se ha desatado en los últimos días en el país.

“Una de las tareas pendientes que teníamos en Colombia era quitarles la carga del IVA a las familias más vulnerables. En esta ponencia se ha incorporado la idea de devolverle el ciento por ciento del IVA a esta población. Eso es un avance para la transformación”, expresó Duque.

Las primeras cuentas realizadas por el director de Planeación nacional, Luis Alberto Rodríguez, estiman que el Estado dejaría de recibir al menos 3 billones de pesos, la mayor parte de los cuales ($ 2,2 billones) corresponden a la devolución del IVA.

En lo que tiene que ver con los pensionados, la reducción del aporte a salud empezará el año entrante y será gradual, es decir, ya no asumirán el 12 por ciento del ingreso salarial, como está hoy, lo que reduce los recursos de la persona una vez termina su vida laboral; sino que irá bajando gradualmente, primero al 8 (en 2020 y 2021) y después al 4 por ciento (2022).

En el caso de los tres días sin IVA, según cálculos iniciales, costaría 300.000 millones de pesos; sin embargo, estos días especiales en materia tributaria podrían llevar a los colombianos a ahorrar para gastar más en esas fechas e impulsar así la economía.

En cuanto al empleo juvenil, que según los datos más recientes del Dane se ubicó en 18,1 por ciento en el trimestre julio-septiembre, el Presidente señaló que “se ha incorporado en la ponencia darles más incentivos a quienes generen nuevo empleo juvenil. Los jóvenes que están entre 18 y 28 años de edad podrán ser contratados y quienes los contraten podrán tener una deducción adicional a la que hoy existe en la ley para que eso nos permita aumentar el número de empleos en el país”, señaló el presidente Duque.

El detalle de esta medida, según el proyecto, indica que “los contribuyentes que estén obligados a presentar declaración de renta y complementarios tienen derecho a deducir el 120 % de los pagos que realicen por concepto de salario, en relación con los empleados que sean menores de 28 años, siempre y cuando se trate del primer empleo de la persona”.

Mantienen la columna

Si bien el nuevo contenido de la reforma, que es uno de los puntos claves del inconformismo que ha llevado a las protestas sociales, fue acogido por los gremios de comerciantes y de agricultores, entre otros, los trabajadores que hacen parte del Comando dijeron ayer que mantienen la orden de paro y seguirán adelantando marchas. Inclusive, de acuerdo con el comunicado emitido en la noche de este martes, entre los argumentos para adelantar la movilización convocada para este miércoles incluyen “hundimiento de la reforma tributaria”.

El texto nuevo de dicho proyecto, que conserva el espíritu de la ley de financiamiento que fue hundida por la Corte Constitucional por vicios de trámite, incluye otras medidas que destaca Miguel Ángel Fandiño, director de Impuestos de la firma PricewaterhouseCoopers.

“Se elimina el impuesto al consumo de bienes inmuebles y se prevé la exclusión de IVA para bicicletas, bicicletas eléctricas, motos eléctricas, patines, monopatines, monopatines eléctricos, patinetas y patinetas eléctricas que cuesten hasta 50 UVT, alrededor de 1’780.350 pesos”.

La reforma retoma el impuesto de normalización tributaria que se aplicó en el 2019, con el propósito de traer al visor de la Dian los recursos que hasta ahora no se habían mostrado, por los cuales no se estaban pagando impuestos. La novedad en ese sentido es que la tarifa de este gravamen ya no será de 13 por ciento sino de 15 por ciento y “en ningún caso se podrán legalizar activos cuyo origen fuere ilícito o estuvieren relacionados, directa o indirectamente, con el lavado de activos o la financiación del terrorismo”.

Otras novedades

Dentro de la nueva ponencia de reforma tributaria también está la creación de una comisión para el estudio de los beneficios tributarios vigentes, que han sido estimados por algunos analistas en 9 billones de pesos, a fin de “evaluar su conveniencia y proponer una reforma orientada a mantener solo los que sean eficientes y permitan la reactivación de la economía”.

Además, quedó consignado en la ponencia el compromiso del Gobierno de presentar un informe sobre la viabilidad de la propuesta de sustituir el IVA por un impuesto al consumo del 8 por ciento, documento que se tendrá luego de 6 meses de promulgada la ley.

El peso cayó frente al dólar

Una vez el presidente Duque hizo los anuncios de las novedades en la reforma tributaria, los mercados recibieron el coletazo. Según Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, “hay nerviosismo por el paro, el impacto que este pueda tener en la economía y por el debate del sustituto de la ley de financiamiento”.

Agregó que “agentes del mercado han usado el dólar para protegerse del riesgo, presionando la tasa de cambio al alza. Y hubo rumores sobre suspensión de la discusión de la reforma, lo que afectó al mercado”.

El dólar se disparó este martes 35 pesos y se situó sobre los 3.469 pesos. Entre tanto, el principal indicador de la Bolsa de Valores, el Colcap, cayó 0,23 por ciento.

La diferencia por resolver en el inicio del diálogo

Aunque el presidente Iván Duque quería que la reunión de este martes, en la Casa de Nariño, con miembros del comité nacional del paro fuera el paso inicial de lo que ha llamado conversación nacional, no fue así.

Los líderes del paro le dijeron al jefe de Estado que ellos tienen sus propios reclamos y que prefieren un trato diferencial. En otras palabras, una mesa aparte.

La jornada comenzó a las 7:35 de la mañana, cuando el mandatario señaló que el ejercicio de la conversación busca que la sociedad se exprese en este momento para “superar los ismos que generan división” y pasar a otras tareas de carácter nacional.
Por su parte, los dirigentes del paro le plantearon al mandatario sus inquietudes y le entregaron 13 peticiones en concreto, que le dijeron hacen parte de sus preocupaciones.

Entre ellas, retiro del proyecto de ley de reforma tributaria en tránsito en el Congreso de la República, derogatoria inmediata del decreto n.º 2111, de 2019, por el cual se crea el holding financiero, disolución del Esmad y depuración de la Policía Nacional, no tramitar la reforma al sistema pensional.

Duque tomó nota y les pidió que siguieran en la Casa de Nariño para que participaran en un diálogo que iba a tener con los entes de control. Pero tras discutirlo un rato, los dirigentes del paro se marcharon, al argumentar que no hacen parte de la conversación nacional.

Diógenes Orjuela, de la CUT, dijo que la decisión de los dirigentes de la protesta “es mantenerse por fuera de la conversación nacional”. Quieren un diálogo directo con el Gobierno para hacer parte de un gran diálogo nacional.

Para él, el proceso que sigue es muy parecido a como cuando se discute un pliego de peticiones, que se deben definir con el Gobierno los mecanismos para las etapas de discusión, y que lo que ahora sigue es esperar la propuesta del Gobierno para acordar el mecanismo de diálogo.

Sobre la cita, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo que fue una reunión muy respetuosa y constructiva. Valoró, además, el paso dado por las partes de sentarse en una misma mesa.


Tomado del portal del diario EL TIEMPO