iTunes: cómo fueron los 18 años de historia de la aplicación de Apple

Foto: Getty Images

iTunes comenzó siendo éxito, pero fue perdiendo atractivo con el tiempo.

Por: Zoe Kleinman

Periodista de Tecnología de BBC

Fueron 18 años de vida musical en internet.

El gigante tecnológico Apple anunció este lunes que iTunes será absorbida por tres nuevas aplicaciones de entretenimiento: Apple Music, Apple Podcasts y Apple TV.

iTunes no desaparecerá por completo ya que las descargas seguirán estando disponibles en la barra lateral de Apple Music, la aplicación seguirá disponible y la plataforma no se modificará en Windows.

«Los rumores sobre la desaparición de iTunes fueron exagerados», dijo el analista Ben Wood, del sitio de tecnología CCS Insight.

Sin embargo, hay pocas dudas de que el icónico servicio de música tuvo su momento de su apogeo.

«El mundo ha avanzado a medida que la conectividad, el almacenamiento en la nube y los medios de transmisión se convirtieron en la norma», dijo Jon Porter, del sitio de noticias de tecnología The Verge.

La era de la piratería

La tienda de música se lanzó en 2003, pero iTunes comenzó a funcionar en 2001, cuando el reproductor iPod MP3, que almacenaba hasta 1.000 canciones, transformó el mundo de la música digital.

No fue el primero en el mercado, pero los expertos de la industria lo consideraron el más fácil de usar y las ventas se dispararon.

La música digital había existido hasta entonces en una cultura en la que abundaban los sitios de piratas y las descargas ilegales.

La plataforma de intercambio de archivos Napster, lanzada hace 20 años, había abierto una red enorme, aunque ilegal, a través de la cual las personas podían compartir música libremente.

Ya no había ninguna necesidad de grabar la radio en un casete. En ese momento, millones de amantes de la música con conocimientos de tecnología tenían acceso a una vasta biblioteca de pistas, directamente desde los discos duros de cada computadora.

Pero Napster fue demandado tanto por las discográficas como por los artistas, incluidos Metallica y Dr Dre, quienes sufrieron grandes pérdidas de ingresos.

Sin embargo, Apple tenía tanta confianza en el éxito de su nuevo servicio que en 2005 lanzó el teléfono iTunes, aunque no fue tan exitoso como el iPhone, que siguió en 2007.

¿Qué salió mal?

A medida que mejoraba la calidad de la banda ancha y de los teléfonos celulares, los videos, podcasts y libros electrónicos se hicieron más accesibles. Entonces iTunes se expandió para convertirse en mucho más que una tienda de música.

Sin embargo, también recibió críticas por crecer demasiado.

Desmontar el único puesto de venta en tres distintos podría dar a Apple una ventaja competitiva, dijo Mark Mulligan, analista de la industria musical de Midia Research.

«Su papel como aplicación de música decayó (…) lo que Apple está haciendo es decir que para tener éxito en este mundo tiene que especializarse en todo, no puede ser un generalista», dijo.

«Todavía es el número dos detrás de Spotify. Si va a ser el actor líder, que es lo que quiere ser, tiene que desagregar todas las cosas y hacer de cada uno un líder en su espacio».

El auge del streaming

2017 fue un año excelente para los ingresos por transmisión de música (streaming), ya que generó US$ 7,1 mil millones para la industria musical, más que las ventas de CD y vinilo.

Y la razón detrás de este crecimiento es que el público comenzó a moverse hacia el streaming, lo que marcó un cambio cultural: los consumidores se alejan de la propiedad y van hacia las suscripciones, alquileres y acceso on-demand.

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés) valoró la industria de la música en US$ 17.300 millones en 2017, marcando su tercer año de crecimiento después de años de declive por la piratería y la disminución de las ventas físicas.

Sin embargo, es poco probable que una oferta renovada de Apple, con su enorme base global de clientes leales, les devuelva sus días de gloria, según Mark Mulligan.

«Siendo realistas, la música nunca volverá a ese lugar», dijo.

«Hay tantas cosas que compiten por el consumo y la atención de las personas. Ahora, la transmisión de videos y juegos es igual de importante. La música ya no es tan esencial«, añadió el analista.


Tomado del portal de la BBC Mundo

COMPARTIR