Banner de Ejercicio Espirituales programa de 9:00 a 10.00 am y de 10:00 a 11:00pm

La confianza en Dios es quien vence los miedos, nada te debe robar la paz

La predicación inicia con una oración, hablando con Dios, y mencionando al miedo. También cantando al Espíritu Santo. El Padre Piñeros, explica porque aparece el miedo en el mundo, hay miedos que son buenos; porque son una alarma, es el instinto de conservación.

“Si no tuviéramos miedo de nada, estaríamos locos expresa el predicador, resaltando que el miedo forma parte del regalo de Dios para nuestra conservación. Antes de existir el pecado las personas no conocían al miedo; Porque cuando hay confianza en Dios todo se puede.

Las personas siempre van a tener miedo, miedo a no poder pagar la cuota del apartamento, miedo a enfermarse, miedo a que le pase algo a un hijo. Hay miedos de muchas clases. Uno de ellos, es el miedo a las catástrofes naturales, así como ese miedo que se siente al ver una película de terror. Aunque hay miedos que son sugestiones de uno mismo.

Santa Teresita de Jesús, decía que el verdadero miedo es perder la gracia a Dios, estar en el pecado. No miedo al diablo, ni a un problema, ni a una enfermedad. ” La paz en el alma” es lo contrario al miedo; las personas siempre tienen problemas, porque se pasan casi toda la vida resolviendo problemas, cuando en realidad se debería tener paz.

Además, menciona historias, donde se pasan por miedos y se reacciona con fe en Dios, ese estado del alma que esta profundamente amada. El alma que se llena de temor deja entrar el mal en la vida, porque es cuando deciden ir a los rezanderos y donde las brujas, entrando al campo de la desesperación.

La virgen ha tenido diferentes apariciones, dando aliento a quien la necesita. Es importante para vencer nuestros miedos tener una relación cercana con la Virgen María. Como ejemplo vivencial.

Es curiosa la historia que cuenta el padre Gerardo Piñeros, dice que cuando el era pequeño su madre lo presentó a la Virgen María Auxiliadora y le encomendó que cuando grande quería que fuera sacerdote; el jamás pensó ser sacerdote y después de ser ordenado, se entero que su madre le había pedido a la Virgen que el fuera Sacerdote.

Como católicos, uno no se puede imaginar vivir sin la virgen, la madre que nos cuida. El Padre Piñeros, menciona a la virgen realizando diferentes reflexiones, sobre la importancia de ella en nuestras vidas.

La frase que destaca durante su discurso es “El demonio actúa en mis miedos”, no se debe permitir que nada quite la paz. Confiar en Dios y estar siempre con la virgen, para alcanzar la paz del alma.

“La oración es el fundamento de nuestra paz”


Redacción: Annie Rincón