Fotografía de la revista Semana

La ilusión de un valiente niño que corrió y hace realidad su sueño, obteniendo el saludo y la camiseta del 10, en la despedida de la Selección Colombia en Bogotá. 

Anoche durante el evento de despedida de la selección, en la capital de Colombia; asistieron diferentes seguidores, cumpliendo el sueño de ver a sus Jugadores y deseándoles lo mejor en Rusia, durante el mundial. Al terminar el evento ocurrio algo inesperado,  un niño sin miedo a nada decidió entrar corriendo a la cancha con el objetivo de lograr un autógrafo de James Rodríguez en su camiseta.

Fotografía de la revista Semana

Precisamente cuando la atleta Colombiana, Catherine Ibargüen se preparaba para entregar la bandera de Colombia al capitán Radamel Falcao García, él niño aprovecho el momento e ingreso a la cancha en busca de su sueño; corriendo a toda velocidad, con un marcador en la mano y con su mirada enfocada en su idolo (James Rodríguez).

Cuando llego al centro del campo, donde se encontraban todos los jugadores, no lo penso dos veces y se acerco al lado de su Jugador preferido, en ese instante no le importo ningún otro jugador, ni el personal de seguridad. Definitivamente fue un gesto de amor y pasión por el fútbol;mientras tanto, todos los jugadores sonrieron admirando el coraje del menor.

El 10, en ese momento se quitaba su camiseta y de repente se dio cuenta que el menor estaba llorando en frente de el, a causa de la emoción; por eso James no dudo ni un segundo en abrazarlo y dejar un inolvidable recuerdo.

Pero, el cuerpo de seguridad se acerco de inmediato para retirar al menor; así que el jugador estrella de la selección le firmo rápidamente y además le regalo su camiseta. Un gesto de Humildad por parte del Jugador James Rodríguez, cumpliendo un sueño de un fiel admirador, quien no se rinde a pesar de las circunstancias.


Redacción: Annie Rincón