Imagen referencial de EFE

El Santo Padre sorprende con una visita a una anciana en su casa de Roma

Algunas veces el Vicario de Cristo ha sorprendido al mundo con sus salidas de protocolo, y una vez más lo hizo. Esta vez el sábado 28 de julio,  abandonó el interior del Vaticano para visitar a una anciana en su casa de Roma.

Sucedió a las 18:30 (hora de Roma), cuando el Obispo de Roma decidió ir a la calle Alessandria, en una zona bastante alejada del Vaticano; pero que el Pontífice conoce bien. Debido a que se encuentra cerca de la Plaza Buenos Aires, precisamente es cerca a la iglesia argentina de Santa María Dolorosa, donde el solía acudir para reunirse con los argentinos residentes en Roma.

La llegada del Patriarca Universal, fue a bordo de su coche Ford de color azúl. Donde lo recibieron cerca de  doce personas, que se encontraban en el lugar, entre ellas un niño y un enfermo, a quienes saludó y bendijo al descender del vehículo. Minutos después, entró en el edificio. En donde visitó durante una hora a una anciana que no se puede mover puesto que se encuentra impedida.

Al terminar su visita, el Papa Francisco regresó a la calle, donde lo esperaban diferentes personas, las cuales les habían informado que el Santo Padre estaba allí. Pues, a ellos también los saludó durante unos minutos, y continuo subiéndose a su coche y regresando al Vaticano.


Redacción: Paz Estéreo