Papa Francisco Fotografia de Vatican Media

“El Evangelio y el Espíritu Santo suscitan palabras y gestos que hacer arder los corazones y los ayudan a abrirse a Dios y al prójimo” Mensaje del Papa Francisco.

La invitación del día de hoy del Santo Padre, es predicar en las calles y tomar partido por los valores del Evangelio, precisamente al hablar de predicar en las calles y en los barrios, es llevar a los alejados una palabra de ánimo.

Durante su discurso expreso “Es importante ser personas valientes, construir comunidades valientes que no tengan miedo de tomar partido por los valores del Evangelio y la verdad sobre el mundo y sobre el hombre”. También invito a “tocar la vida de las parroquias y de los barrios, a no dejar indiferentes, sino a incidir, transformando el corazón y la vida de las personas”.

La intención del Vicario de cristo fue “especialmente a los alejados”. “En vuestra misión estáis llamados a llegar a todos, a haceros entender por todos, a ser ‘populares’ usando un lenguaje gracias al cual todos puedan comprender el mensaje del Evangelio”, recordando además que “desde los inicios del cristianismo, el misterio del amor de la Sangre de Cristo ha fascinado a muchas personas”.

Y “Dios ha elegido el signo de la sangre, para que ningún otro signo así elocuente para expresar el amor supremo de la vida donada a los otros. Esta donación se repite en cada celebración eucarística, en la cual se hace presente, junto con el Cuerpo de Cristo, su Sangre preciosa, la Sangre de la nueva y eterna Alianza, derramada por todos en remisión de los pecados”.

Es importante “Esforzaos por ser imagen de una Iglesia que camina por la calle, entre la gente, también arriesgando en primera persona, compartiendo las alegrías y fatigas de los que os encontráis”.

El Obispo de Roma pidió  “la valentía de la verdad, la atención a todos” y “la capacidad de fascinar y comunicar”. Es como “El Evangelio y el Espíritu Santo suscitan palabras y gestos que hacer arder los corazones y los ayudan a abrirse a Dios y al prójimo”.

Realizar “obras de misericordia” y a “tener cuidado en los que podrían ser ayudados en sus sufrimientos morales y físicos y en lugar de ellos son dejados languidecer a los márgenes de una sociedad del consumo y de la indiferencia”. Es el mensaje del Santo Pontífice.

El Papa Francisco deja un mensaje a la humanidad, para obrar bien, con valores y de mano del evangelio; así  lo dijo durante un encuentro en el Vaticano, a los miembros de la Familia de la Preciosísima Sangre.


Redacción: Paz Estéreo