Los partidos y sus nuevas agendas por el coronavirus

Foto: Una vez reanude sesiones, el Congreso deberá abordar los temas de la crisis por el coronavirus. Archivo El Espectador

A menos de un mes de la fecha en que debían comenzar sesiones, varias colectividades coinciden en que, apenas se reanude el trabajo legislativo, todos los esfuerzos deben volcarse a hacerle frente a la crisis por la pandemia.

En poco menos de tres semanas la realidad del país cambió. El coronavirus copó el acontecer nacional y desplazó cualquier otro tema. Por la pandemia se pospuso el inicio de sesiones del Congreso, que ya llevaba tres meses de vacaciones, y puso a los diferentes partidos a reconsiderar las agendas que iban a desarrollar hasta el 20 de junio. Pocos días antes del comienzo de actividades legislativas, las bancadas señalaban que sus fuerzas iban a estar concentradas a importantes reformas que el país necesitaba, como la política, la de la justicia y la del sistema electoral. Pero con el ambiente enrarecido por el COVID-19, ahora las prioridades son otras.

Se sabe que el Senado comienza sesiones presenciales el 13 de abril y la Cámara iría por la misma senda. Por eso, El Espectador consultó con los principales partidos sobre sus objetivos apenas se reanuden labores, el enfoque con el que abordarán las múltiples consecuencias que ha traído el coronavirus y si insistirán en algunos de los temas que tenían planeados para esta legislatura de tres meses. Desde la bancada de gobierno se destacó que se hará una labor más enfocada al acompañamiento, pues, dicen, el presidente Iván Duque ha incluido varias de sus sugerencias en los decretos expedidos en los últimos días por la emergencia.

Sobre la hoja de ruta del Centro Democrático, la senadora Paloma Valencia manifestó que han acompañado al Ejecutivo, “perfeccionando estrategias y manifestando los problemas de algunos sectores económicos”. Y destacó que han logrado que el Gobierno incluya las iniciativas en sus diferentes normas. “Queríamos que se pospusiera el tema de los plazos para pagar impuestos, y ya lo hizo; permitir que los planes de desarrollo de municipios y departamentos no los tengan que entregar ahora, también se hizo. Lo que hemos hecho es sugerir las cosas que quisiéramos que sucedan”, explicó.

Vea: Presidente del Senado convoca a sesión presencial el 13 de abril

Frente a la propuesta de que el Congreso retome sesiones virtualmente, para así proceder al control político de los decretos con fuerza de ley expedidos por el presidente Duque, Valencia dijo que el Gobierno habilitó esa modalidad, pero instó a que no solo sea empleada para este tipo de debates. “No es adecuado ahora mantener a los ministros y altos funcionarios todo el tiempo en una cátedra sobre lo que se debería hacer. Creemos que deberían estar al servicio de la solución de los problemas y no oyendo los discursos políticos del Congreso”, precisó, haciendo un llamado a que haya reuniones periódicas con los voceros de los partidos.

Desde el Partido Conservador se hizo énfasis en que “la agenda cambió y ahora se llama coronavirus”. Para el senador David Barguil, pensar algo distinto es ser miope frente a la coyuntura. Los azules anuncian que impulsarán aquellos proyectos que le ayuden a enfrentar al país la crisis, sobre todo los relacionados con los temas financieros y bancarios, que permitirán recuperar los sectores económicos que queden sin piso tras la pandemia. No obstante, no se hizo mayor especificación de cuáles iniciativas llevarían a discusión debido a que se estaba recogiendo todavía las propuestas individuales.

Sin embargo, desde el Directorio Conservador no se descartó trabajarle a la agenda que ya venían desarrollando desde 2019, pues “hay unos proyectos que vienen en cola, que si no se tramitan se hunden, y de alguna manera tienen que ver con esto del coronavirus”, aclaró Barguil, haciendo referencia a una iniciativa que él estaba liderando desde el año pasado, la del “borrón y cuenta nueva, que ahora más que nunca es necesario”. El argumento de su defensa es que se necesita que se habilite el crédito para aquellos que ahora no pueden acceder a él. Desde los conservadores se habló del control político, pero siempre de forma responsable para no ser un palo en la rueda y “andar citando a los ministros todos los días”.

Lea: «Prefiero tener seguridad jurídica sobre sesiones virtuales»: presidente de la Cámara

En el Partido de la U, otro de los miembros de la bancada gobiernista, una vez iniciadas las sesiones, bien sea virtuales o presenciales, el único tema que se debe debatir es el relacionado con la mitigación a la crisis provocada por el brote del COVID-19. “Los proyectos de ley que vienen en trámite no se vuelven tan apremiantes bajo esta realidad que estamos viviendo”, dijo el senador Juan Felipe Lemos. La idea es concentrar todas las energías para acompañar al Gobierno, “y no ser un obstáculo” en las medidas, hacer control político de que las mismas se estén ejecutando y buscar otras alternativas para darles alivio a los colombianos.

Los partidos cristianos, cercanos al presidente Duque, señalaron que el principal enfoque también debe ser el coronavirus. Carlos Eduardo Guevara, senador del partido Mira, indicó que “todo lo de la pandemia trastocó la agenda que se tenía prevista”, y aseguró que la hoja de ruta está ahora encaminada al tema económico y a la generación de empleo. A su vez, desde Colombia Justa y Libres señalaron planteamientos parecidos, que también incluyen propuestas para reasignar los recursos del Sistema General de Regalías para hacerle frente al COVID-19. Y se habló de relajar la Regla Fiscal y solicitar unos millonarios préstamos al Banco de la República.

Sin embargo, el senador John Milton Rodríguez, de esta última colectividad, dijo que apenas el país se haya estabilizado un poco, van a trabajar en 18 proyectos de ley que radicarán en esta legislatura o que ya están sorteando su paso por el Capitolio. Entre estos están las leyes estatutarias enfocadas a la de educación y la paz como derechos fundamentales, y sobre el derecho a la vida. También hay un proyecto de ley de adopción desde el embarazo para aquellas mujeres que han sido violadas y el Estado colombiano no les responde.

También: Cámara pide modificación a decretos de cuarentena para sesionar de manera presencial

Por los lados de los partidos independientes, se sabe que en Cambio Radical hay una discusión interna sobre la legalidad o no del Congreso virtual, pero al mismo tiempo un consenso en que el Estado de Excepción que declaró el Gobierno le da las facultades suficientes para enfrentar la crisis. En otra orilla se ubican los liberales, que ya establecieron una agenda común de seis puntos, casi todos económicos. Para la colectividad roja, el momento más duro de la crisis por el nuevo coronavirus aún no ha explotado, por lo que considera que es fundamental que el gobierno Duque tenga liquidez para prepararse para ese momento.

Además, el senador Luis Fernando Velasco expuso que, desde este momento, se debe tener en cuenta inyectar capital a los emprendimientos pequeños para que quienes subsisten de ellos no pasen hambre. En cuanto al dinero que necesitan las regiones, la bancada planteará que gobernadores y alcaldes hagan uso del 40 % del total de los recursos de las regalías para que durante los próximos dos años los inviertan en el sistema de salud. “Estos puntos se les enviarán en una carta a los presidentes de Senado y Cámara. Queremos que se cite a plenaria virtual para que nuestros voceros compartan estas ideas. No queremos que sean propuestas solo del partido, sino que sean asumidas por todo el Congreso”, manifestó.

Ya en el otro extremo del espectro, desde la oposición, el senador del Polo Iván Cepeda —quien instó a sesionar a la brevedad virtual o presencialmente— aseguró que, dada la emergencia sanitaria causada por el coronavirus, el Legislativo no tiene de otra sino dedicarse exclusivamente a la atención de la emergencia. “Me parecería fuera de lugar entrar a discutir otros asuntos. Hoy debemos concentrar todas nuestras energías, ideas y recursos en superar este asunto”. Para Cepeda, sumado al tratamiento de la crisis desde el punto de vista de salud, se debe prestar atención a los estragos sociales y económicos por cuenta del COVID-19.

Vea: En sesión virtual, Senado evaluará crímenes de líderes sociales y falta de seguridad

“Eso es más que suficiente para discutir en estos días. Sería incomprensible que el Congreso se trance ahora en discusiones sobre otros asuntos diferentes. Eso no lo entendería el país y no sería conveniente en este momento”, agregó el congresista del Polo. De todas maneras, insistió en que el Legislativo tiene la tarea de hacer control político a cada determinación del Gobierno. “Tenemos que discutir los 40 decretos que ha presentado el presidente, nosotros ya hemos hecho un estudio y tenemos consideraciones críticas frente a esas decisiones que ha tomado”.

La Alianza Verde, en voz de Angélica Lozano, recalcó que lo primero que se tendría que incluir en su agenda es pactar medidas de alivio y apoyo a la clase media, enfocándose principalmente en créditos y garantías: “Ha sido correcto que el presidente y mandatarios locales se enfocaran en la población más vulnerable, pero el estrato 3 y la clase media necesitan ser considerados”. Lozano destacó que varios miembros de la bancada han venido trabajando en temas de salud, migrantes y otros relacionados con la pequeña empresa y la clase media. Asimismo, que el grueso del partido estará trabajando por soluciones, pero no desatenderá la labor de control político a los decretos con fuerza de ley expedidos por el presidente.

“En general, cualquier otro tema de la agenda pasa a segundo plano por un factor de realidad”, agregó Lozano, quien reconoció que también trabajarían por sacar adelante proyectos que ya están bastante adelantados en el trámite legislativo. “Los que están en primer o segundo debate pueden esperar, pero la reforma constitucional de Bogotá Región ya va para quinto debate, y si no se aprueba en esta legislatura, se hunde”, concluyó, que luego añadió: “Esta pandemia ha demostrado la necesidad mutua y codependencia que tienen los municipios de la sabana. En proyectos se prioriza ese, aunque tengamos muchos más”.

También: Análisis: ¿Es inconstitucional un Congreso virtual?

El Espectador ya había consultado hace tres semanas a los congresistas para saber la agenda que desarrollarían en la nueva legislatura, desde entonces el enfoque cambió de manera rotunda y todos los esfuerzos se han volcado al coronavirus. Aún sin haber comenzado sesiones, está claro que el tema en el que se invertirán los esfuerzos será en las formas en que se pueda suavizar los impactos económicos de la pandemia. Todos los congresistas consultados han señalado que así será, sin embargo, han resaltado que no pueden dejar del todo sus agendas previas e incluso las impulsarán de forma secundaria, pues consideran que muchos de sus puntos están relacionados con esta contingencia.


Tomado del portal del diario EL ESPECTADOR