Luisiana y Texas: sin víctimas tras el impacto del huracán Laura

Foto: EL TIEMPO

Hasta el momento, la tormenta solo ha ocasionado daños menores en esta zona de EE. UU.

El huracán Laura, que tocó tierra como categoría 4 en Luisiana (EE. UU.) esta madrugada, ocasionó daños menores a numerosos edificios y viviendas tanto en ese estado como en el vecino Texas y dejó a decenas de miles de personas sin energía eléctrica, aunque todavía no se han reportado víctimas mortales.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, dijo en declaraciones a la CNN que hasta el momento no se han reportado muertos por el paso de Laura: «No sé cuánto tiempo aguantará, pero es una bendición».

(En contexto: El huracán Laura se fortalece aún más antes de tocar el sur de EE. UU.)

En declaraciones a la misma cadena, el gobernador de Texas, Greg Abbot, dio la misma buena noticia que Edwards e indicó que «sin duda» la masiva evacuación en la zonas había «salvado vidas».

Jeff Branick, juez administrativo del condado de Jefferson, en Luisiana, dijo en declaraciones a la estación 12 News que esperaba daños mayores a lo que hasta ahora se ha reportado, pero que aún era prematuro tener un cálculo real del huracán, que llevó a la evacuación de miles de personas.

«Lo que sí nos alivia es que lo peor ya pasó y debemos estar más tranquilos porque se logró evacuar a una gran mayoría de la población que entendió que era mejor prevenir que lamentar«, señaló Branick.

Laura tocó tierra este jueves cerca de la localidad de Cameron con vientos máximos sostenidos de hasta 150 millas por hora (240 km/h), según datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC).

(Le puede interesar: Huracán Laura sube a categoría 4 y provoca evacuaciones en EE. UU.)

Tras adentrarse en Estados Unidos, el huracán ha perdido fuerza rápidamente y, según el último boletín del NHC, Laura se degradó ya a fuerza 2 en la escala Saffir Simpson, con vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora (160 km/h), pero todavía causando «inundaciones provocadas por la lluvia que se propagan hacia el interior de Luisiana occidental y central».

Se prevé que Laura mantenga la categoría de huracán, con vientos superiores a las 75 millas por hora (119 km/h), en las próximas horas y hasta que alcance la frontera norte de Luisiana con Arkansas.

De acuerdo a la empresa distribuidora de energía eléctrica Entergy, al amanecer de este jueves se habían reportado más de 440.000 viviendas sin electricidad, desde Beaumont, Port Arthur, ambas en Texas, a varias ciudades en el condado de Orange, en Luisiana.

David Freese, portavoz de Entergy, señaló que tan pronto puedan confirmar que es seguro salir a las calles, movilizarán las cuadrillas de trabajadores para iniciar las labores de restauración del tendido eléctrico.

Algunas de las imágenes enviadas por telespectadores a las cadenas de televisión o publicadas en redes sociales muestran una torre de comunicaciones en el centro de la ciudad de Lake Charles (Luisiana) colapsada y partida en dos.

Un vídeo reproducido por los medios locales muestra un par de edificios comerciales ubicados en el centro de Lake Charles con ventanas sin vidrios y daños estructurales. Otras imágenes muestran escombros en las calles del condado de Orange y daños en el tejado de un motel de Lake Charles.

(En otras noticias: Detienen a adolescente sospechoso de provocar un tiroteo en EE. UU.)

En las próximas horas se espera que tanto Edwards como Abbott ofrezcan conferencias de prensa para detallar los daños ocasionados por el paso del huracán
Laura y la aparición de posibles víctimas mortales.

El siguiente paso será que vuelvan a casa las miles de personas que fueron evacuadas como medida de precaución.

EFE


Tomado del portal del diairo EL TIEMPO