Lunes sería cumbre política para ajustes a JEP

Foto: El Nuevo Siglo

El presidente Duque está citando a los dirigentes de las colectividades para lograr  consensos sobre la justicia transicional

Los alcances de la crisis institucional que desató la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de dejar en libertad a ‘Jesús Santrich’ aún están por saberse.

Por lo pronto, el fiscal general renunció y algunos partidos como el Centro Democrático han asegurado que una crisis de esta magnitud solo es posible superarla a través de una constituyente.

Para buscarle salidas, principalmente planteando ajustes a la JEP, el presidente Iván Duque se comunicó ayer por la mañana con los jefes de los partidos cercanos al Gobierno e independientes para citarlos a una reunión en la Casa de Nariño.

La reunión, al parecer, se adelantará el lunes a las 7 de la mañana.

Los líderes de las principales fuerzas políticas escucharán al presidente Duque e intentarán concertar un proyecto de ley que con las mayorías parlamentarias necesarias para ser aprobado en la próxima legislatura.

Duque ya había dicho el miércoles, tras conocerse la decisión de la JEP, que es necesario evitar “este tipo de desenlaces que hoy nos indignan. Actuar con la Constitución en la mano y en defensa de la legalidad y del Estado de Derecho, así como el fortalecimiento de la cooperación judicial internacional, fueron algunas de las razones por las cuales presentamos las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP”.

Y agregó que “preservaré por encima de todo la solidez institucional de nuestro país. Convoco a los partidos políticos para que adelantemos las reformas necesarias que nos permitan cerrarles las puertas al narcotráfico, a la impunidad, y fortalecer la extradición como uno de los mecanismos que han probado su eficacia en la lucha contra los criminales transnacionales”.

Varios directores de partido consultados por EL NUEVO SIGLO confirmaron que en la mañana de ayer recibieron la llamada de Duque.

Por ejemplo, Omar Yepes, presidente del Directorio Nacional Conservador (DNC), sostuvo que fue un diálogo cordial en el que se le planteó al mandatario hacer un encuentro en el que se incluya al expresidente conservador Andrés Pastrana.

El senador del partido Colombia Justa Libres, John Milton Rodríguez, sostuvo que están dispuestos a reformar el sistema de justicia transicional como una herramienta que “de verdad le sirva al país”.

Sin embargo, la ruptura está a la orden del día. César Gaviria confirmó que había recibido la llamada, pero dijo que en la conversación con el presidente dejó claro que el Partido Liberal fue uno de los arquitectos del acuerdo de paz por lo que la única modificación que realizará estará encaminada al proyecto de ley radicado por el senador Luis Fernando Velasco que busca sacar a los llamados “colados”, de la JEP.

La iniciativa presentada por Velasco busca aclarar que el país mantiene sus compromisos en materia de extradición y además, en palabras del congresista, darle más legitimidad a la JEP.

Según fuentes consultadas por EL NUEVO SIGLO, en el diálogo entre el presidente Duque y el expresidente Gaviria quedó claro que “el Partido Liberal respalda el acuerdo de paz y quiere que continúe en firme el mecanismo de extradición”.

Los demás partidos aún no han dejado clara su posición frente a la llamada del presidente Duque y solo se sabrá quienes están firmes con la propuesta presidencial el lunes.

Además, trascendió que el jefe de Estado también se comunicó con Germán Vargas Lleras y Álvaro Uribe, líderes naturales de Cambio Radical y el Centro Democrático, respectivamente, pero las reacciones a la propuesta presidencial no trascendieron a la opinión pública.

El acuerdo entre los partidos políticos y el presidente está a la orden del día y no todo está dicho, pues en este primer año de Gobierno al presidente Duque no le ha ido bien consolidando las mayorías necesarias para adelantar las reformas que ha presentado en el Congreso, por lo que esta nueva reforma a la JEP le puede costar trabajo.

Cabe anotar que una de las discusiones más álgidas que tuvo el Congreso se dio durante el debate de las objeciones a la ley estatutaria de la JEP presentadas por el presidente Duque. Las objeciones ya se encuentran en la Corte Constitucional luego de ser derrotadas en la Cámara y tras la indecisión del Senado.

Una de las objeciones tenía que ver, precisamente con el artículo 150 de la ley estatutaria de la JEP que reglamentaba la extradición. Según dijo el presidente Duque en su momento “este artículo es inconveniente debido a que no precisa lo que ya fue dicho en la ley de procedimiento de la JEP cuando expresa que la Sección de Revisión del Tribunal de Paz no puede practicar pruebas. No hacer esa precisión afectaría gravemente la cooperación judicial de Colombia con otros países”.

El Congreso no apoyó dicha objeción y por lo menos la Cámara la hundió. Tras el debate en el que se remitió el proyecto a la Corte Constitucional para su revisión, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, sostuvo que el artículo ya no hacía parte del ordenamiento jurídico de la Nación, pues al no haber decisión entre la Cámara y el Senado los artículos objetados, a su juicio, se hunden.

“Definitivamente se le ha cerrado la puerta a los narcotraficantes en la JEP y considero que ha sido muy importante porque definitivamente no se consideró las mayorías para hundir las objeciones. Confiamos en la Corte Constitucional. Recuerden que nuestra principal base de Gobierno es la legalidad y por ello confiamos en la decisión de la Corte Constitucional», indicó en su momento.

Sin embargo, la discusión se encuentra ahora en el alto tribunal que será, en última instancia, el que diga si las objeciones son admitidas y además si el proyecto debe pasar, obligatoriamente, a sanción presidencial. Mientras tanto el presidente prepara su plan B.


Tomado del portal del diario El Nuevo Siglo

COMPARTIR