Meir y Koch, protagonistas del primer paseo espacial de dos mujeres

Foto: Jessica Meir, a la izquierda con el traje espacial, junto a su compañera Christina Koch / NASA

La NASA tuvo que suspender en marzo la misión, un hito en la igualdad entre astronautas, por falta de trajes adecuados

Por: Javier Salas

EL PAÍS (ES)

El 18 de octubre de 2019, se convierte en otra fecha a recordar en la carrera espacial de las astronautas. Por primera vez, dos mujeres, Jessica Meir y Christina Koch, realizan juntas un paseo espacial. Este hito estaba planeado para el pasado mes de marzo, pero a última hora tuvo que cancelarse porque la NASA se dio cuenta de que no tenía dos trajes acondicionados para las astronautas, por lo que solo Koch hizo la caminata.

Koch, que es la decimocuarta mujer en hacer un paseo espacial, realizará su cuarta caminata, mientras que Meir se estrena en el exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS) y se convierte en la decimoquinta mujer en hacerlo. Curiosamente, las dos astronautas pertenecen a la promoción de 2013 de la NASA, la primera de la historia que estuvo formada al 50% por mujeres y hombres.

La misión de las dos estadounidenses es reemplazar uno de los controles de carga y descarga de las baterías que recogen la energía de los paneles solares en la estación. Durante la misión, que durará cinco o seis horas, a Koch se la identifica como el miembro de la tripulación extravehicular número 1, con traje espacial con rayas rojas, mientras que Meir es el 2 y su traje no lleva rayas.

Christina Koch, que completará el vuelo espacial más largo de una mujer mientras permanece en órbita hasta febrero de 2020, cree que este tipo de hitos son importantes para las mujeres: «Mucha gente se motiva gracias a historias inspiradoras de personas a las que se parecen y creo que es un aspecto importante que hay que contar».

«Lo que estamos haciendo ahora muestra todo el trabajo en las décadas anteriores de todas las mujeres que trabajaron para traernos al lugar donde estamos hoy», agregó su compañera, que estudia animales en condiciones extremas en la Facultad de Medicina de Harvard.

En este momento, la agencia espacial de EE UU cuenta con 38 astronautas en activo, de los que 12 son mujeres. El récord de la NASA de permanencia en el espacio lo tiene precisamente la comandante Peggy Whitson (665 días en órbita), quien además tiene el récord de paseos espaciales entre las mujeres, con ocho. Hace tres días, la NASA mostró los trajes diseñados para la misión a la Luna de 2024, en la que por primera vez la tripulación será mixta, lo que sin duda será otro gran hito de la astronáutica de las mujeres.

Desde que en 1965 el cosmonauta Alexei Leonov (fallecido la semana pasada) saliera por primera vez de su vehículo espacial, las mujeres han participado en 43 de los 221 paseos orbitales que se han producido hasta ahora. La primera en hacerlo fue la soviética Svetlana Savítskaya en 1984, que realizó su caminata junto a un hombre (Vladimir Dzhanibekov), como en todas las realizadas por sus compañeras hasta hoy. La astronauta de la NASA Kathryn Sullivan realizó su primera caminata espacial unos meses después que Savítskaya. En la década de los ochenta, la URSS y EE UU iniciaron una carrera espacial femenina, mandando con escasos meses de diferencia a la segunda (Savitskaya, 1982) y tercera mujer en el espacio (Sally Ride, 1983). Habían pasado dos décadas desde que Valentina Tereshkova saliera de la Tierra en 1963 y dijera su famoso: «Soy yo, Gaviota».


Tomado del diario EL PAÍS (ES)