Milan Kundera dona su biblioteca a su ciudad natal

Foto: Milan Kundera, reconocido por ‘La Insoportable levedad del ser / AFP

La donación del novelista checo, de 91 años, incluye sus obras en más de cuarenta idiomas. 

El novelista checo Milan Kundera ha decidido donar su biblioteca y archivo a su ciudad natal, Brno, anunció hace unas horas el ministro de Cultura del país centroeuropeo, Lubomír Zaorálek.

El material bibliográfico, que incluye la obra de Kundera en más de cuarenta idiomas, así como artículos y recensiones o análisis metódicos de sus libros, será trasladada el próximo otoño a la ciudad checa de Brno, en el sureste de la República Checa.

Para Zaorálek, la decisión del famoso escritor, de 91 años y que reside en Francia, revela que se ha congraciado con su país natal, y que la donación es «una muestra de que el autor siente este país como el más cercano«.

El ministro aludió así a la conflictiva relación de Kundera con su tierra natal en el pasado, sobre todo con la Checoslovaquia comunista, hoy desaparecida.

En la década de 1970, el autor de La insoportable levedad del ser se exilió en Francia y adquirió la nacionalidad gala. 40 años después, en diciembre de 2019, recuperó la ciudadanía checa.

(Le puede interesar: Marihuana inspira a diseñadores del mundo contemporáneo)
Su obra pasará a engrosar una sección llamada ‘Biblioteca de Milan Kundera’ dentro de la Biblioteca Provincial de Moravia, entidad adjudicataria de la donación, que la pondrá «a disposición del público y los especialistas para el estudio y fines de investigación», informó su representante, Radoslav Pospíchal.

«Parte del material donado es un archivo exclusivo que contiene artículos escritos por Milan Kundera, artículos sobre él, críticas de sus libros recogidas durante años por sus editoriales aquí y en el extranjero, muchos recortes de periódicos, fotografías autorizadas y dibujos hechos por el mismo Kundera», precisó. La obra será accesible «sobre todo de forma digital», añadió Pospíchal.

EFE


Tomado del portal del diairo EL TIEMPO / Agencia EFE