Mons Mario de Jesús Álvarez Gómez, recibió ordenación y posesión canónica

Fotografía: Conferencia Episcopal de Colombia.

La posesión de Monseñor Álvarez es la primera consagración episcopal que ocurre en suelo chocoano.

La Iglesia particular de Istmina-Tadó, ha celebrado gozosamente durante los días 2, 3 y 4 de marzo la llegada, consagración y posesión episcopal de su 4° obispo Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez, quién con toda generosidad y disponibilidad misionera quiso recibir la consagración en su propia iglesia catedral.

Obispo de Istmina Tadó recibe ordenación y posesión canónica

El acontecimiento fue recibido positivamente por toda la comunidad diocesana pues es la primera consagración episcopal que ocurre en suelo chocoano.

Los diversos actos celebrativos comenzaron el viernes 2 de marzo, cuando se dio cita la comunidad en las afueras de Istmina, “ciudad amable y acogedora”.

El día cerró con un acto cultural en el que el pueblo chocoano, expresó con cantos de “alabao”, danzas y poesías tradicionales, la identidad de un pueblo que goza de la selva y las tradiciones ancestrales.

El sábado 3 de marzo se dieron cita en la Iglesia catedral, el Señor Nuncio Apostólico, monseñor Ettore Balestrero, 32 Obispos y más de un centenar de presbíteros, entre diocesanos y extra diocesanos, consagrados de diversas congregaciones, seminaristas de las Diócesis de Quibdó e Istmina-Tadó, delegaciones de parroquias, representantes de gobierno, Fuerzas Militares y de Policía, Organizaciones civiles e instituciones académicas, para celebrar la Consagración Episcopal y Posesión canónica.

El domingo 4 de marzo, tuvo lugar la presentación del nuevo obispo de Istmina-Tadó en la catedral de Tadó, fue él quien presidió la eucaristía acompañada de varios obispos, religiosos y laicos, manifestado en ella los sentimientos de espiritualidad del pueblo chocoano, su identidad y sus tradiciones.

El día de ayer lunes 05 de marzo Monseñor Mario de Jesús Alvarez Gómez, tuvo la primera jornada de encuentro pastoral con el clero y los agentes pastorales de la diócesis Istmina Tadó.


Redacción. Paz Estéreo