Banner de Ejercicios Espirituales

“Vivir con amor a Dios, tener paz en el corazón. Dejar huella en la vida, ser generoso, servicial, orar y ser testimonio de vida”

Las personas muchas veces no obran bien en vida, por ejemplo cuando alguien fallese y en el velorio se sabe como era esa persona. Porque se empiezan a escuchar comentarios como “el era problemático”, o esa era buena persona y siempre hizo bien.

No es lo mismo vivir solo enfermo o vivir rodeado de las personas que te aman, se debe dejar huella haciéndolos sentir especiales que siempre se recuerde por todo lo bonito y especial que fue en vida. Siempre analiza y aprovecha cada momento, su mirada, sus cachetes, su sonrisa.

De nada sirve ir los fines de semana a retiros y a misa, si durante toda la semana se es grosero. Por el contrario  se debe vivir en gracia, tener defectos no significa que podemos vivir en gracia.

Los consejos del predicador son orar, sentir comunicación con Dios, para que cuando Dios llame puedas morir en paz. Además habló del tipo de muertes

Muerte del Justo: Dios nos enseño como es un hombre justo y coloca como ejemplo a San Jóse que a pesar de ver a María embarazada y no precisamente por él. Él comprendió y fue justo. La muerte del justo siempre sera preciosa, porque fue buena persona.

Muerte del Pecador: esas muertes dolorosas una tragedia y se debe identificar porque es una muerte trágica, y es tragedia para los familiares; pero no para la persona que murió porque descanso. Al hablar de la muerte del pecado se sufre porque se ha vivido en pecado.

Muerte del mediocre: hacer todos los sacramentos, pero no ser correcto en la vida. Y el ejemplo del Padre Espinosa es el de una niña que pide un dulce a un vendedor y de repente el le contesta- no hay dulces-, o puede ser odioso y hacerla llorar, también podría darle todos los dulces que pueda coger con su mano, otra respuesta es darle toda la bolsa de dulces;o darle solo los dulces dañados que nunca se venden, o quizás el vendedor le diga- diga agarra todo lo que quieras la tienda es tuya-. ¿Porque? Porque esa niña es hija del dueño, de Jesús. Hay es donde radica la diferencia de la persona su generosidad y su corazón.

La invitación de la predicación es a dar siempre lo mejor de sí, nunca dar lo que sobra. Al contrarió dar hasta lo que no tienes; porque se muere como se a vivido.

“Vivir en paz y en amor con Dios”. En la vida hay dos cosas terribles en la vida dice San Agustín “Una vida sin esperanza y tener una esperanza sin fundamento”


Redacción: Annie Rincón

COMPARTIR