Obispos de Colombia: Se impone con mayor fuerza trabajar juntos por la paz

Foto: CEC

Los obispos colombianos ante el anuncio de algunos disidentes de las FARC, de retomar las armas, han emitido un comunicado en el que exhortan a volver el diálogo y recuerdan que «las armas y la violencia solo engendran destrucción, dolor y muerte, y no hay nada que justifique recurrir a la guerra con fines ideológicos».

Ciudad del Vaticano

Proteger el proceso de paz

Los obispos católicos colombianos, ante el anuncio que un grupo de excombatientes de la guerrilla de las FARC hizo público el pasado 28 de agosto por la noche, de retomar la vía de las armas, expresan, en un comunicado, que “La paz es posible si verdaderamente la queremos; y si la paz es posible, es un compromiso de todos”. Además, insisten en que este momento exige enfrentarlo con “una reflexión serena y ponderada, con la mirada puesta en el bien de todos, sobre los pasos que hemos dado, lo que debemos asumir y corregir, así como lo que nos falta para alcanzar la reconciliación y la paz”.

No es momento para el cansancio

Monseñor Óscar Urbina, presidente de la Conferencia Episcopal, en un video difundido en el sitio web de la  entidad religiosa afirmó: «La situación que vivimos no es para cansarnos en el propósito de la reconciliación, aunque sea una tarea ardua», afirman los obispos, que recuerdan cómo hace dos años el Papa les pidió «No se dejen arrebatar la esperanza». «Hoy se impone con mayor fuerza la exigencia de trabajar juntos por la paz con la búsqueda del bien común, el desarrollo integral y las transformaciones que conduzcan a la equidad social», sostienen.

Llamamiento

Los obispos hacen un llamado y expresan su acompañamiento a «todos aquellos que, por medio del diálogo y la negociación, se decidieron por la reincorporación a la vida civil y democrática, y se mantienen firmes en ella” y les invitan a ser parte de la 32 semana por la paz, que tendrá lugar, del 2 al 9 de septiembre. Esa ocasión, subrayan los obispos, será “una ocasión para avivar el compromiso de todos a favor de la reconciliación, para convertir nuestro país en un ‘territorio de paz’”.


Tomado del portal Vatican News