P. Cabrera: “Augustinianum, 50 años evangelizando a través de la cultura”

Foto: Vatican News

Entrevista al Vicepresidente del Instituto Patrístico Augustinianum, P. Juan Antonio Cabrera Montero, O.S.A., en el marco de las celebraciones por el 50° Aniversario de Fundación de esta Escuela de especialización y estudios sobre los Padres de la Iglesia.

Por: Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

Vatican News

“El Instituto Patrístico Augustinianum nació con la intención de profundizar en el estudio de los Padres de la Iglesia, no solamente de San Agustín, sino de todos los autores de los primeros siglos que constituyen la base y el nacimiento de la teología. El Instituto nació dentro de la Orden de San Agustín como servicio a la Iglesia para la formación academia de nuevos estudiantes y como expresión del carisma de la Orden de evangelizar a través de la cultura”, lo dijo el P. Juan Antonio Cabrera Montero, O.S.A., Vicepresidente del Instituto Patrístico Augustinianum, en el marco de las celebraciones por el 50° Aniversario de Fundación de esta Escuela de especialización y estudios sobre los Padres de la Iglesia, su teología, sus escritos y los escritos de los primeros siglos del cristianismo.

En diálogo con el mundo académico

“Por lo tanto, nuestra misión esta puesta al servicio de toda la Iglesia – explica el Vicepresidente del Instituto Patrístico Augustinianum dando a conocer la misión de esta entidad educativa – pero no solo de sacerdotes, religiosos y laicos, sino también está abierta a otras confesiones y a otras Iglesias cristianas y ha buscado desde entonces establecer un diálogo con el mundo académico, a través de un estudio científico, para ofrecer esa riqueza de los primeros siglos que constituyeron el desarrollo y la primera expansión de la Iglesia, dotada siempre de una fuerza, de una energía, de una reflexión que ciertamente constituye una riqueza y un tesoro para toda la historia de la teología”. Desde hace 50 años, señala el P. Juan Antonio Cabrera, intentamos poner en diálogo las fuentes antiguas, toda la tradición, con los problemas que surgieron y surgen en la Iglesia contemporánea, para intentar reflexionar obre soluciones e intuiciones para la vida de la Iglesia y del mundo.

  1. Trapè y los orígenes del Augustinianum

Los orígenes del Instituto Patrístico Augustinianum, explica el P. Juan Antonio Cabrera, se remontan a un 14 de febrero de 1969. El Instituto nació por una iniciativa que partió del Padre Agostino Trapè y del actual Cardenal Prospero Grech, con la intención de ofrecer una educación de calidad, dentro del ámbito académico pontificio romano sobre los Padres de la Iglesia. Ya que el P. Agostino Trapè fue uno de los mayores especialistas italianos sobre San Agustín, y quiso compartir junto con todo el esfuerzo de la Orden Agustina, esta importante parcela de la teología y de la historia de la Iglesia.

Riqueza y actualidad de los Padres de la Iglesia

El estudio de los Padres de la Iglesia es fundamental en la historia de la teología – afirma el Vicepresidente del Instituto Patrístico Augustinianum – muchas veces han quedado reducidos a notas o simples apoyos en los libros de teología, sobre todo de dogmática, pero cuando se hace un estudio más detallado de estos autores y sus escritos, se descubre cómo era la Iglesia en los primeros siglos y como los cristianos de los primeros siglos supieron extender el mensaje de la Escritura en cada una de las naciones que fueron surgiendo incluso después de la desaparición del Imperio Romano.

“Desde hace un par de siglos, hubo un revivir de los estudios patrísticos – señala el P. Juan Antonio Cabrera – es decir, ese deseo de volver a las fuentes, el interesarse realmente por los textos, conocer los autores y sus contextos y a partir de ahí desarrollar toda una teología que da verdaderamente el sentido real, la intención de aquellos autores”. La actualidad por tanto de los Padres de la Iglesia es fundamental, en el sentido de que son los que pusieron las bases de los temas principales sobre lo que hoy seguimos reflexionando y que hoy siguen siendo interpretados, a veces con matices diferentes, pero con aquellas bases que estos grandes personajes ofrecieron, y hablo de la Trinidad, de la cristología, de María, de la eclesiología, de los sacramentos, es decir, todos aquellos aspectos que realmente interesan no solamente en la reflexión teológica, sino también en la vida cristiana, como el monacato, la vida sacerdotal, el papel de los cristianos dentro de las comunidades, es decir una riqueza que ciertamente hay que descubrir adaptándola a nuestros tiempos.

El Papa nos anima a seguir evangelizando a través de la cultura

“El Santo Padre nos anima a cada uno de los miembros de la Iglesia no solo a seguir con la misión específica que se les ha encomendado, en nuestro caso – especifica el Vicepresidente del Instituto Patrístico Augustinianum – la evangelización a través de la cultura, a través también de la enseñanza, y nos anima a seguir llevando adelante el impulso que San Agustín y todos los Padres de la Iglesia supieron dar, porque ellos no son solamente teólogos, sino son principalmente pastores; con lo cual el estudiar patrología no es otra cosa que volver a esas fuentes que intentan unir la reflexión intelectual y teológica con una vida cristiana evangelizadora, con una vida cristiana que ponga a los demás en el centro de nuestras acciones”.


Tomado del portal Vatican News

COMPARTIR