Países Bajos aprueba planes para practicar la eutanasia a niños menores de 12 años

El gobierno de Países Bajos ha aprobado planes que permitirían practicar la eutanasia a niños con enfermedad terminal entre uno y 12 años.

El pasado martes, el ministro de Sanidad neerlandés, Hugo de Jonge, dijo que esta reforma permitiría prevenir que los niños padezcan un «sufrimiento insoportable y sin esperanzas».

Actualmente, la eutanasia es legal en Países Bajos para niños mayores de 12 años bajo consentimiento obligatorio del paciente y sus padres.

También está permitido en bebés menores de un año bajo el consentimiento de los padres.

Pero no existe legislación para enfermos terminales entre uno y 12 años.

Esta situación ha provocado controversias y meses de debate dentro de la coalición gubernamental formada por cuatro partidos políticos. También ha sido criticada por los partidos conservadores cristianos.

¿En qué consistirá le reforma?

Ahora, tras el visto bueno del Gobierno, de Jonge creará un borrador con nuevas regulaciones para esta práctica. El ministro dijo que un estudio realizado por expertos había apuntado la necesidad del cambio de norma.

«El estudio muestra la necesidad de médicos y padres de una terminación activa de la vida de niños con enfermedades incurables, con un sufrimiento insoportable y sin esperanzas y la muerte en un futuro previsible», explicó de Jonge en una carta al Parlamento.

El ministro añadió que el estudio estima que el cambio de norma afectará entre 5 y 10 niños por año.

La reforma implicaría que los doctores no enfrenten cargos legales por practicar una eutanasia previamente aprobada a un niño en este rango de edad.

Al igual que con los mayores de 12 años, se necesitará consentimiento de los padres para practicar la eutanasia y al menos dos doctores deben estar de acuerdo en realizar el procedimiento.

Se espera que el cambio se implemente en los próximos meses.

Pioneros

La eutanasia y el suicidio asistido es legal en Países Bajos desde 2002. Bélgica, su vecino territorial, también lo permitió meses después.

Se trata de los dos primeros países en el mundo que legalizaron esta práctica, aunque bajo condiciones muy estrictas.

En 2014, Bélgica se convirtió en el primer país en permitir la eutanasia voluntaria en niños si padecen una enfermedad de gravedad, sufren dolor y cuentan con el consentimiento de sus padres.

Poco después, Países Bajos introdujo la misma medida para niños mayores de 12 años.


Tomado del portal de la BBC Mundo